Cada 8 minutos en el mundo un niño se lesiona por culpa de los artículos infantiles

Cada 8 minutos en el mundo un niño se lesiona por culpa de los artículos infantiles
Las cunas y otros artículos hacen que cuidar a tu bebé sea más fácil, y a veces estos objetos son simplemente indispensables. Pero en caso de una mala selección o mal uso, los objetos se vuelven muy peligrosos.
Anúnciate AQUI

Según una investigación, cada 8 minutos un niño se lesióna por culpa de los artículos infantiles.

Cuna

Cómo elegirla:
En los espacios mayores a 0,2 cm entre el borde de la cuna y el colchón se pueden atorar los dedos del bebé. El alto recomendado de los bordes evitará la probabilidad de que el bebé se salga por su cuenta de la cuna.
Si la distancia entre las barras es menor a la que indica el dibujo, entre ellas se puede atorar un brazo o un pie del bebé; si la distancia es mayor, el pequeño puede intentar meter su cabeza por ahí.
Reglas de seguridad:
La cuna se debe ubicar lejos de los calentadores, cortinas y cables. No cuelgues sobre el lugar cuadros ni espejos.
En la cuna no debe haber objetos que el bebé pueda usar como soporte para escalar. Tampoco debe tener juguetes de felpa ni ropa de cama con volantes.
Revisa con regularidad que todas las tuercas estén bien fijadas, que el fondo de la cuna no esté flojo y que las barras no se muevan.

Cambiador de pañales

Cómo elegirlo:
Los bordes y la cavidad en la superficie para cambiar pañales previenen que el bebé se caiga de la mesa.
Las repisas y cajones con pañales, ropa de bebé y cosméticos básicos no dejarán que te distraigas mientras le cambias el pañal a tu hijo.
Reglas de seguridad:
Cuando le cambias el pañal, siempre mantén una mano tuya sobre su cuerpo.
Nunca dejes a tu hijo solo sin vigilancia.

Silla comedor

Cómo elegirla:
Si la construcción de la silla comedor no tiene cinturones de seguridad, cómpralos por separado. Su mecanismo debe ser el más sencillo: cuanto más complicado sea, menos lo usarás.
Los objetos con armazón de metal o madera son más resistentes que los modelos de plástico.
La charolas sin bordes pueden dejar caer los alimentos y el niño querrá recogerlos.
Reglas de seguridad:
Pon la silla lejos de las ventanas, estufa y otras fuentes de peligro.
Siempre fija al bebé con el cinturón al menos en dos puntos (cinturón y piernas).
Revisa el estado de los cinturones de seguridad.
No dejes que el niño se ponga de pie en la silla.

Andadera

Muchas organizaciones de seguridad infantil recomiendan usar la andadera en los casos más extremos o no usarla del todo: debido al alto riesgo de lesiones que representa.
Cómo elegirla:
Un mango cómodo en la andadera es necesaria para que puedas sujetar al pequeño en cualquier momento y evitar que se caiga.
Si el tamaño del objeto es menor que los umbrales de las puertas, el niño puede entrar a las áreas de la casa potencialmente peligrosas para él (la cocina, por ejemplo).
Reglas de seguridad:
No uses andadera en la cocina ni en cuartos con chimeneas u otros objetos de calefacción.
Revisa que no haya objetos peligrosos que el bebé pueda alcanzar (recipientes con agua caliente, electrodomésticos, objetos filosos).
Usa la andadera solo en los cuartos con piso liso.

Corralito

Cómo elegirlo:
Los orificios en la red deben ser pequeños para que en ellos no pueda atorarse un botón u otro detalle de la ropa. En los corralitos con barras, la distancia entre ellas debe ser de 6 cm como máximo.
La tela de acabado en los bordes debe ser gruesa para que el bebé no la pueda morder o probar a qué sabe.
Reglas de seguridad:
Jamás dejes a tu hijo en un corralito de red con una pared abajo. Incluso si el bebé no está en el corralito, no dejes el objeto con las paredes abajo, siempre mantenlo o armado por completo, o desarmado.
No pongas almohadas ni juguetes de felpa grandes en el corralito.
No uses corralitos de red donde la red esté rota.

Puerta de seguridad

Cómo elegirla:
Los modelos con rejas en forma de rombos o “V” están prohibidos en muchos países, ya que ahí se puede atorar la cabeza del niño.
Las puertas que se instalan directamente en la pared son más resistentes.
Entre el piso y la línea inferior de la construcción no debe caber la mano o el pie del bebé.
Reglas de seguridad:
No uses puertas para niños mayores de 2 años.
No repares por tu cuenta las puertas de seguridad. En caso de que se hayan dañado, compra unas nuevas o acude a un profesional para su reparación.

Carreola

Cómo elegirla:
Si la carreola no tiene cinturón de seguridad de 5 puntos, cómpralo por separado.
El mecanismo bloqueador previene que la carreola se doble sola.
Las carreolas para los niños menores de 5 meses deben tener un respaldo que se pueda bajar en un ángulo de 135 grados hacia la parte inferior del asiento.
La canasta, ubicada como lo muestra el dibujo, ayuda a que la carreola sea más estable.
Los mangos por encima del nivel de la cintura hacen que manejar la carreola sea incómodo.
Reglas de seguridad:
No sobrecargues tu carreola con bolsas, no cuelgues bolsas en sus mangos.
Revisa con regularidad que la carreola esté estable: el asiento no debe ir hacia atrás fácilmente sin resistencia.
Revisa que los frenos estén bien tanto en la superficie lisa como inclinada.
A la hora de armar y desarmar la carreola, el bebé no debe estar cerca.

Fuente y fotos Genial

Ingresa y deja tu comentario