Cánticos racistas empañan triunfo de la Juventus

Una serie de cánticos racistas dirigidos al adolescente Moise Kean empañó la victoria por 2-0 que la Juventus consiguió ayer como visitante ante el Cagliari, en la Serie A.

Las expresiones racistas comenzaron después de que Kean, de 19 años, anotó a los 85 minutos. Se intensificaron a tal grado que el capitán del Cagliari, Luca Cappitelli, corrió en busca de proteger al joven. Pero tras pedir que los hinchas dejaran de entonar el coro, fue casi golpeado en la cabeza por una botella lanzada desde el graderío.

Mediante el sonido local del estadio se solicitó que el público se comportara, pues de lo contrario el encuentro se suspendería.

“No justificaré lo ocurrido. Como suele pasar, hay algunos idiotas y gente normal”, dijo el técnico de la Juve, Massimiliano Allegri. “Necesitamos encontrar a los primeros y echarlos del estadio… Hay formas de hacer eso. Si quieren hacerlo, se puede”.

El defensa Leonardo Bonucci  puso el primero para la cuenta de la Juve a los 22 minutos.