Un atleta solidario recorre 50 kilómetros a -60 ºC en Siberia

El moldavo Dmitri Voloshin ha recorrido 50 kilómetros a con temperaturas que rondaban los 60 grados bajo cero en Oimiakón (República de Saja, Rusia) como parte de un proyecto solidario para llamar la atención sobre la parálisis cerebral y la necesidad de apoyar a los niños que padecen esa dolencia.

Este hombre necesitó seis horas para cubrir esa distancia y se convirtió en el primer atleta que realiza una carrera de ese tipo a temperaturas extremadamente bajas sin el apoyo de médicos o rescatistas, de acuerdo con los organizadores del evento.

“Es como ir al espacio: hace mucho frío y no hay oxígeno en absoluto. Terrible. No intente repetirlo”, afirmó Voloshin tras cruzar la línea de meta el pasado 14 de enero, informa el sitio web Sporter.