Banxico revela preocupación por desabasto de gasolina y bloqueos

El Banco de México (Banxico) consideró que la postura de política monetaria actual es congruente con la trayectoria de convergencia de la inflación a su meta de 3 por ciento, según la minuta de la más reciente decisión publicada este jueves en la que moderó el discurso sobre la necesidad de nuevas alzas.

El Banco Central mantuvo el pasado 7 de febrero la tasa de interés de referencia en el 8.25 por ciento vigente desde diciembre, su mayor nivel en más de una década.

De acuerdo con las minutas de la reunión, el balance de riesgos para el crecimiento económico del país está sesgado a la baja, pero el de la inflación se mantiene al alza, consideraron los integrantes de la Junta de Gobierno del Banxico durante su última reunión, con motivo de la decisión de política monetaria.

La mayoría advirtió que en el inicio del 2019 se han presentado factores transitorios que podrían afectar al crecimiento del primer trimestre del año, entre los que destacaron el desabasto de gasolina en diversas regiones del país, el bloqueo al tránsito de ferrocarriles en Michoacán, los conflictos laborales en Tamaulipas y el cierre de las actividades gubernamentales en Estados Unidos”.

Uno de los integrantes resaltó que se estima que la escasez de combustible en algunas entidades federativas tendrá un efecto negativo sobre el crecimiento del PIB del primer trimestre de 2019 y dependerá de su intensidad y duración.

Otro mencionó que el deterioro en las perspectivas de crecimiento es lo que más preocupa, ya que el país acumula tres años seguidos con una inversión fija bruta estancada y sin el dinamismo suficiente en el consumo y exportaciones para fomentar mayor crecimiento.

Este mismo integrante de la Junta dijo que si bien un arranque sexenal siempre es complicado, el de Andrés Manuel López Obrador ahora viene acompañado de dificultades transitorias adicionales como los problemas en la distribución de combustibles, las interrupciones en vías ferroviarias y los conflictos laborales en el estado de Tamaulipas.

“Si de por sí persiste un ambiente de cautela en la inversión, en adición a los impactos directos e indirectos de estos acontecimientos, tenemos que añadir ahora un mayor freno anímico”, señaló.

En el caso de la inflación, la mayoría de los miembros consideró que el balance de riesgos respecto a la trayectoria esperada para la inflación mantiene un sesgo al alza, en un entorno de marcada incertidumbre.

En cuanto a los principales riesgos al alza para la inflación, la mayoría destacó la posibilidad de que la cotización de la moneda nacional continúe viéndose presionada por factores externos e internos, añadiendo uno que este representa, en su opinión, uno de los principales riesgos para la inflación en el futuro cercano. 

La mayoría mencionó que la inflación también podría verse afectada en caso de que se observen nuevas presiones sobre los precios de los energéticos o de los productos agropecuarios, o si se presenta un escalamiento de medidas proteccionistas y compensatorias a nivel global, o en caso de que se deterioren las finanzas públicas.

Algunos integrantes de la Junta indicaron que la prolongación del problema de desabasto de combustibles, así como de los bloqueos de vías férreas y los conflictos laborales, también constituyen riesgos para la inflación.

De acuerdo con la minuta los recientemente llegados al Banxico, los subgobernadores Gerardo Esquivel Hernández y Jonathan Ernest Heath, votaron a favor de mantener el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día en un nivel de 8.25 por ciento, al igual que lo hicieron Alejandro Díaz de León, Irene Espinosa y Javier Eduardo Guzmán.

Fuente: Milenio