CitiBanamex estima pérdida neta de 24 mil MDP por escasez de gasolina

La escasez de gasolinas en México representa «la primera gran crisis» que debe enfrentar el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, cuya pérdida neta ascenderá a casi 24 mil millones de pesos del Producto Interno Bruto (PIB), estimó el banco CitiBanamex.

La nueva administración federal afirma que los ahorros generados por combustibles no robados, desde que comenzó la nueva estrategia antirrobo, superan los costos de la medida.

Sin embargo, los analistas de CitiBanamex opinan lo contrario y prevén que los costos de cambiar a una forma menos eficiente de transporte de combustible exceden sus beneficios.

Desde su perspectiva, la medida constituye un choque de oferta a escala macroeconómica, con impacto principalmente en la actividad productiva.

Suponiendo que las condiciones de suministro de combustibles regresan a la normalidad en los siguientes días, estiman una pérdida bruta de 39 mil millones de pesos en el PIB, atribuida a la escasez de gasolinas.

No obstante, calculan que 13 mil millones de estos 39 mil millones se recuperarán a finales de enero y otros tres mil millones para febrero, como parte de un efecto rebote.

Es decir, la pérdida neta total en la economía mexicana será por 23 mil 600 millones de pesos o alrededor de 0.1 puntos porcentuales del PIB, señaló una nota especial de la institución que tituló «México, interrumpido».

Estos recursos cubren casi el presupuesto público aprobado del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), por 24 mil 765 millones de pesos para este año, y supera los recursos asignados a la Secretaría de Hacienda, por 22 mil 576 millones para 2019.

En CitiBanamex advierten que los costos de eficiencia y los impactos macroeconómicos se pueden intensificar cuanto más tarde en reanudar el servicio normal, cuya pérdida ascendería a 0.3 puntos porcentuales del PIB, en caso de extenderse el desabasto por 45 días, lo que equivale a más de 60 mil millones de pesos en términos netos.

«Aun cuando elogiamos la resolución del gobierno para combatir el problema de robo de combustibles, creemos que los efectos secundarios de su estrategia pueden ser sustanciales», indicó su reporte económico.