Economía creció 0.1% en el segundo trimestre

La recesión técnica que anticipaban los analistas financieros quedó atrás luego de que México registró un crecimiento de 0.1% en el segundo trimestre del año, de acuerdo con el Inegi.

Con este dato, expertos de Banco Ve por Más y Banorte esperan que el segundo semestre la economía nacional tenga un repunte moderado, impulsado en parte por las medidas contracíclicas anunciadas el lunes por el gobierno federal.

Para el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, la economía no está en recesión técnica, pero sí enfrenta una desaceleración. No obstante, descartó que el país tenga un crecimiento negativo en los próximos dos trimestres.

Por la tarde, luego de una reunión con el titular de Hacienda, Carlos Salazar Lomelín, presidente del CCE, expuso que la IP pondrá de su parte para reactivar la economía, con la intención de revertir la desaceleración.

La economía mexicana libró la recesión técnica que anticipaban los analistas financieros, al haber registrado un crecimiento de 0.1% en el segundo trimestre del año.

Luego de que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) diera a conocer estos datos, los analistas económicos esperan que en el segundo trimestre del año se registre un repunte moderado en el crecimiento económico, apoyado en parte por el anuncio de las medidas contracíclicas del  gobierno federal.

Consideramos que la elevada incertidumbre podría extender la atonía en la inversión, junto con una lenta normalización del gasto público. Lo anterior seguiría afectando actividades como la construcción, así como la generación de empleo y el consumo. Por ello, estimamos un rebote moderado en la actividad en el segundo semestre de 2019”, señaló el área de análisis de Banco  Ve por Más.

Por su parte, Gabriel Casillas, director general adjunto de Análisis Económico y Bursátil de Banorte, recordó que si bien la economía mexicana libró la recesión, al no haber registrado dos trimestres consecutivos con tasas de crecimiento negativo, la actividad económica sigue en una desaceleración.

Las menores tasas de crecimiento, recordó, suceden a principios de cada sexenio, lo que sumado a factores externos como que aún no se firme el tratado de libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá ha frenado la inversión; no obstante, confió en que se dinamice la economía en el segundo semestre del año y principalmente en 2020.

Como hemos comentado con anterioridad, se ha observado una desaceleración económica significativa en los primeros años de los últimos sexenios. Los empresarios posponen proyectos de inversión ante la incertidumbre electoral, mientras que los nuevos gobiernos han tendido a cambiar el personal que lleva a cabo la ejecución del gasto e inversión pública, lo que retrasa esta dinámica durante los primeros años de cada sexenio”.

En este mismo sentido, los analistas de Ve por Más señalaron que, el posible surgimiento de nuevas amenazas por parte de Estados Unidos en materia comercial, incluso, si se ratifica el tratado de libre comercio, ante el inicio de las campañas electorales en ese país, son factores de riesgo para que la desaceleración se mantenga y no se impulse la inversión.

Además, un menor ritmo de crecimiento en Estados Unidos y las disputas que sostiene con otros países podrían alterar la demanda externa.

Por otro lado, es probable que, internamente, la falta de claridad en la política económica, la lenta ejecución del gasto público y el riesgo de una baja en la calificación del soberano y/o Pemex, exijan una política monetaria restrictiva que, en conjunto, desaliente adicionalmente a la inversión”.

El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, afirmó que definitivamente la economía no está en “recesión técnica”, como lo demostró el dato del Inegi publicado ayer miércoles que dio cuenta de un crecimiento “marginal” de 0.1% en el segundo trimestre del año, aunque sí reconoció que la economía enfrenta una desaceleración.

Aún con la definición, que no es oficial, que dice que si se suman dos trimestres consecutivos de caídas en el PIB se cae en recesión, no hay tal”, enfatizó.

Expresó que no estima que el país entre en una fase de crecimiento negativo en los próximos dos trimestres y dijo que “de hecho, lo que estamos esperando es que vamos a tener un crecimiento mucho más dinámico en el segundo semestre”. 

En conferencia, recordó que para atajar la desaceleración se pondrá en marcha de inmediato el programa de aceleración del gasto, pero en la agenda de mediano plazo buscarán impulsar políticas contracíclicas, usar el Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios.

Expuso que el uso de este Fondo con fines contracíclicos se está proponiendo al Congreso, pero no se incluirá el paquete presupuestal de 2020, sino que será un proyecto de mediano plazo.

Lo que tenemos que hacer es convertir al FEIP en un fondo contraciclico de verdad, es parte de la agenda de mediano plazo y es lo que le va a permitir al país condiciones de gran estabilidad ante la volatilidad del ciclo económico”, abundó.