Uber debe pagar 2.4 mdp para que sus bicis operen en CDMX

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) La Secretaría de Movilidad dio a conocer el nombre de las cinco firmas de micromovilidad, tanto bicicletas como monopatines, que tendrán permiso anual para operar en la Ciudad de México. La lista hace oficial la llegada de las bicicletas de Uber a la ciudad con el nombre JUMP.

JUMP obtuvo permiso para operar en la ciudad con 1,900 unidades y para comenzar a dar servicio está obligado a pagar una contraprestación de 1,300 pesos por cada unidad, lo que suma un total de 2.4 millones de pesos en total por un año de permiso.

La Semovi detalló en su gaceta oficial que el pago deberá cubrirse a más tardar el 26 de junio de 2019 ante la Secretaría de Administración y Finanzas de la Ciudad de México. De no cumplir con el pago, la Semovi advirtió que las empresas no podrán operar en la urbe y no podrán participar en futuros procesos de permisos de movilidad.

A la par de JUMP, empresa que Uber adquirió en abril de 2018 por una suma aproximada de 200 millones de dólares, según TechCrunch, Dzeba y Mobike también obtuvieron el permiso de operación de bicicletas sin anclaje; sin embargo, éstas deberán pagar una contraprestación mayor a la de Uber por unidad.

Mobike tiene permiso para operar 2,400 bicicletas en el mercado mexicano con un costo de 2,600 pesos por unidad lo que suma un pago total de 6.2 millones de pesos mientras que Dzeba cuenta con 500 unidades y cada una pagará un precio de 1,800 pesos para sumar un total de 900,000 pesos.

La Semovi aclaró en un comunicado que lo recaudado se ocupará en mejorar infraestructura vial y de movilidad de la ciudad; sin embargo, no dio más detalles. El documento de la dependencia aclara que aunque representantes de cada empresa estuvieron presentes cuando se decidieron las contraprestaciones, la decisión del monto fue dado por medio de un algoritmo desarrollado por la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP).

Uber confirmó a Expansión en noviembre de 2018 que traería la línea de JUMP a México con lo que iniciarán su conquista en América Latina.

Monopatines millonarios

Además de las bicicletas sin anclaje, Semovi dio a conocer también la lista de empresas que podrán operar monopatines eléctricos.

Si bien seis empresas presentaron documentación, Jump de Uber, Movo de Cabify , Lime, Bird, Grin, Motum, solo dos: Grin y Lime son las que cumplieron con todos los criterios para moverse en la CDMX.

Lime tendrá en circulación 1,750 unidades y deberá pagar 7,200 pesos por unidad. El precio de la contraprestación da una suma total de 12.6 millones de pesos.

En el caso de Grin se mantiene el número de unidades pero el costo por unidad será el más elevado de todas las ofertas: 14,000 pesos por unidad. En total la firma deberá pagar 24.5 millones de pesos al gobierno de la ciudad.

Estos modelos de micromovilidad iniciaron operaciones en la Ciudad de México apenas en 2018; sin embargo, aunque en el transcurso ha crecido la oferta de éstas empresas es hasta ahora que comienzan a surgir los lineamientos para su uso.

A nivel global se estima que este mercado, tanto de bicicletas como de scooters, crezca en los próximos años como una respuesta a la congestión vehicular. El mercado de bicicletas eléctricas registró un valor de 7,400 millones de dólares en 2017 según TechNavio mientras que el de scooters se estimó en 16,300 millones de dólares en 2017, según datos de Grandview Research.