Alfredo Adame acusa a Carlos Trejo de falsificar su supuesta deuda con el Fisco

El conductor, Alfredo Adame, afirmó tener a los responsables que manipularon la información surgida hace unas semanas, donde se informó que el actor tenía una deuda con el Fisco en México por ocho millones de pesos.

Eso lo publicó Carlos Trejo, se va a meter en una bronca con el SAT, la señora (Roció Banquells) tuvo que ver porque ella  también dijo que yo debía a Hacienda ocho millones, el novio de la señora Banquells, él es un abogado fiscal que además, robaron la señora Rocio Banquells y el novio, robaron al productor Carlos Moreno. Carlos Moreno me lo dijo ‘tu cuñada me robó’. La metieron a una novela y entonces esta señora dijo “mi novio es contador, es fiscalista”, y fue así como robaron al productor.

Y es que según comenta, él no tiene tal deuda por lo cual llevo su caso a los tribunales.

Lo más que paso es que llego una licenciada a mi casa y dejo una notificación de que al otro día iban a embargar. Si hubieran venido a embargar con una orden del juez y todo, hubieran llegado con 20 patrullas, entonces como vino se fue la licenciada y me fui al juicio fiscal”.

En palabras del también conductor, el problema entre su excuñada y su pareja tiene ya bastante tiempo y se originó por una estafa de la cual dice, él fue víctima.

A mí me robo, convenció a mi mujer, manipulo a mi mujer para que le diera un cheque de 60 mil pesos que dizque para sacar su disco, que era lo que le faltaba, un disco independiente y la convenció y la manipulo. Hizo que mi mujer se robara un cheque. Hasta que un día le hable al enano este (entonces esposo de Banquells) y le dije ‘o devuelves ese dinero a más tardar el martes o te reviento tu pu.. madre, esa cantidad equivaldría a 400 mil o 500 mil pesos de esta época y para que devolviera el dinero el ratero de Jorge Verlanga, que ese si es un ratero y Roció Banquells, que es otra rata, se tardaron 9 meses en devolver ese dinero”.

Por último y para cerrar sus declaraciones, Alfredo Adame dejo en el  aire una insinuación, que al final de su conversación con los medios no quiso ratificar.

Pregunten y vayan con Roció Banquells y pregúntenle que vendía en un departamento  De Fuentes del Pedregal, que vendía, era un polvito blanco en unos sobrecitos de celofán y en carrujos envueltos en periódico. Yo no estoy acusando a nadie, nada más pregúntenle que vendía. Lo único que tiene es su voz, todo lo demás es una basura”.

Esta nota incluye información de: Agencia México