Mató a su madre para quedarse con la herencia

Una mujer fue arrestada en un restaurante en la zona sur de Tampico, Tamaulipas, tras ser acusada de asesinar a su madre con dos martillazos en la cabeza y 39 puñaladas, para quedarse con una herencia que se disputaban.

Elisa “N”, empresaria y empleada de Pemex, fue encontrada muerta en 2015 dentro de su hogar en Cerro Azul, Veracruz. 

La hija de la víctima, Massiel “N”, siempre fue la principal sospechosa del homicidio, que en ese año tenía 19 años.

Al parecer la presunta homicida desapareció en cuanto su madre murió y ni siquiera acudió al funeral.

Tras la una larga investigación, la Procuraduría de Tamaulipas y de Veracruz descubrieron que la mujer vivía en Tampico, donde gozaba de la herencia que ganó tras la muerte de su mamá.