Dejen de utilizar embriones humanos en sus investigaciones, pide el Papa a científicos

Dejen de utilizar embriones humanos en sus investigaciones, pide el Papa a científicos
El Papa Francisco exhortó hoy a los científicos de todo el mundo a no utilizar embriones humanos en sus investigaciones para curar las enfermedades neurodegenerativas, con el argumento de que “ningún fin, aunque sea noble”, justifica la “destrucción” de esos embriones, considerados seres con vida por la Iglesia católica.

En una audiencia con alrededor de 500 científicos, médicos y familiares de personas que sufren estas enfermedades, realizada este jueves en la Sala Pablo VI del Vaticano, el Papa dijo:

“Algunas líneas de investigación utilizan embriones humanos provocando inevitablemente su destrucción. Pero sabemos que ningún fin, aunque en sí mismo sea noble –como la posibilidad de una utilidad para la ciencia, para otros seres humanos o para la sociedad–, puede justificar la destrucción de embriones humanos”.

El pontífice se centró en la enfermedad de Huntington, conocida popularmente como el “mal de San Vito”, que va dejando al afectado sin control del habla y del movimiento.

Dijo al respecto: “Aquí están presentes genetistas y científicos que sin escatimar energías se dedican desde hace tiempo al estudio y la búsqueda de una terapia para la enfermedad de Huntington. Es obvio que se mira vuestro trabajo con mucha expectativa”.

El Papa argentino también censuró la marginación que padecen las víctimas de esta grave enfermedad hereditaria e incurable, que afecta a un promedio de cinco a diez personas por cada 100 mil.

“Durante mucho tiempo, los temores y las dificultades que han caracterizado la vida de las personas enfermas de Huntington han provocado a su alrededor malentendidos, barreras, verdaderas marginaciones”, subrayó.

Y, por último, pidió hacer más visibles a este tipo de enfermos: “En muchos casos, los enfermos y sus familias han experimentado el drama de la vergüenza, del aislamiento, del abandono. Pero hoy estamos aquí para decirnos a nosotros mismos y al mundo: ‘Hidden no more, nunca más oculta, Mai piú nascosta’. No se trata simplemente de un slogan, sino de un compromiso que todos debemos asumir”, subrayó.

Fuente y foto Proceso

Ingresa y deja tu comentario