¿Por qué la pizza es tan adictiva?

Un delicioso trozo de pizza con su masa aún caliente, su salsa de tomate y su queso derretido es una delicia para los sentidos. Hay pocas comidas que podrían satisfacerme todos los días, la pizza es una de ellas.

Curiosamente, este platillo fue clasificado por un reciente estudio como el alimento más asociado con los indicadores de adicción. Pero, ¿qué es lo que hace que la pizza sea tan universalmente apetecible?

Perfecta combinación de ingredientes

“Estoy fascinada por el hecho de que la gente comería casi cualquier tipo de pizza, no necesariamente la ‘mejor’, y se debe en parte a la selección de ingredientes que contienen grasa, azúcar y sal, que complace a la amígdala cerebral y hace que el cerebro esté muy contento. La pizza proporciona esa matriz alimentaria que la gente suele desear y querer, y alimenta al cerebro, que dice ‘esto es simplemente maravilloso'”, dijo Gail Vance Civille, fundadora y presidenta de Sensory Spectrum, una consultora que ayuda a las empresas a aprender cómo las señales sensoriales determinan las percepciones que tiene el consumidor de los productos.

“Es la Santísima Trinidad de la corteza, el queso y la salsa lo que realmente acentúa todo ese asunto del umami. El queso es adictivo por sí solo… ¿y qué es mejor que el pan y el queso? Y luego, cuando los combinas con salsa, lo lleva a un nivel completamente nuevo, y es irresistible”, dijo por su parte Bill DeJournett, editor de PMQ Pizza Magazine.

Herbert Stone, un científico sensorial con 50 años de trayectoria, ha trabajado con algunas de las principales compañías de pizza de Estados Unidos para mejorar el atractivo del producto. “Esa combinación, cuando se calienta, tiene un enorme atractivo. Es adictiva porque no tiene nada de ofensivo. No hay nada que no te guste”, dijo.

DeJournett agregó: “no importa cuál sea el estilo de la pizza, si tienes una pizza en el horno, esa pizza tendrá un olor excelente. Y te dará hambre”.

La ciencia de los ingredientes de la pizza

La interacción de los ingredientes de la pizza tiene más matices de lo que piensas. Civille señaló la hermosa combinación de pan fermentado con levadura con mozzarella fermentada y queso parmesano, que constituyen un maridaje complementario de ingredientes agridulces y ácidos. Luego tienes el tomate caramelizado, “que tiene un carácter afrutado, que complementa el queso”.

Una buena salsa de pizza lleva ajo, cebolla y hierbas para combinar con la parte vinosa y azufrada del tomate. Cuando lo haces todo bien “estás creando esta conglomeración de alimentos individuales muy, muy bien emparejada que te da una sinfonía unificada de sabores… Todas las notas se fusionan para crear una nota singular de pizza”, dijo Civille.