Ofrecen masaje; dan sexo sin control sanitario

El municipio de Monterrey otorga permisos para la operación de salas de masaje con fines terapéuticos, pero los establecimientos en realidad lo aprovechan para ofrecer sexo de manera clandestina, y sin ningún control sanitario.

En un recorrido realizado por ABC Noticias, entre el 21 de junio y el 5 de julio, se constató que en el primer cuadro de la ciudad existen por lo menos 25 negocios de este tipo.

Al cambiarse el giro de terapéutico a servicio sexual, ni el Municipio ni el Estado tienen un control sanitario para evitar propagación de enfermedades. La única garantía de salubridad que ofrecen es practicar sexo con preservativo, sin tener la certeza de alguna otra enfermedad venérea a las que el cliente puede estar expuesto.

Carlos Elizondo, subsecretario de Regulación y Fomento Sanitario de la Secretaría de Salud del Estado dijo que para establecer este tipo de negocios se deberá cumplir con requerimientos como instalaciones adecuadas, personal certificado y capacitado, así como también médicos especializados.

“Se hacen visitas de manera aleatoria o por denuncias de la gente o temporalidad, se generan multas, suspensiones, en lo que va de 2019 se han hecho 100 visitas y 15 suspensiones”, dijo el subsecretario.

Elizondo negó que las inhabilitaciones de estos negocios hayan sido por ejercer prostitución.

La zona oriente del primer cuadro es el lugar en donde más se ubican este tipo de locales, al contabilizarse 16 negocios en la zona comprendida entre las calles de Colón, Constitución, Cuauhtémoc y Félix U. Gómez.

Mientras que en el poniente, se localizaron nueve establecimientos en las calles de Colón, Washington, Pino Suárez y Venustiano Carranza.

La mayoría de estas salas de masaje se encuentran sobre Villagrán. Tan sólo en el tramo de Arteaga a Isaac Garza, se detectaron cuatro lugares. Unos locales cuentan con anuncios llamativos, mientras que otros buscan ser discretos, sólo con un letrero luminoso encima de la puerta principal que dice: “Open” o “Abierto”.