Cardenal francés renunciará tras ser acusado de encubrir abusos sexuales

El cardenal francés Philippe Barbarin, anunció que ofrecerá su renuncia al Papa Francisco en los próximos días, luego de que un Tribunal de la ciudad de Lyon lo sentenció esta mañana a seis meses de prisión por encubrir abusos sexuales contra menores cometidos por un sacerdote en su diócesis.

“Decidí ir a ver al Santo Padre para renunciar”, afirmó en un comunicado, el prelado de Diócesis de Lyon, centro de Francia, horas después de su condena a seis meses de prisión suspendido por no denunciar casos de pedofilia, cometidos desde hace más de 25 años por el cura Bernard Preynat.

El Tribunal Correccional de Lyon condenó este jueves a una pena de seis meses de cárcel exentos de cumplimiento al cardenal Barbarin por haber ocultado los abusos sexuales de varios menores cometidos por Preynat, a quien mantuvo en su puesto hasta 2015.

El cardenal, de 88 años, destacó en su breve comunicado que en los próximos días se reunirá con el Papa Francisco para presentarles su renuncia y expresó su “compasión” por las víctimas, según reporte de la edición electrónica del diario Le Figaro.

En abril de 2016, cuando salió a la luz el caso de pedofilia en Francia, el cardenal expuso su propuesta de dimitir, sin embargo el líder de la Iglesia Católica la rechazó.

En palabras del presidente de la Corte Correccional de Lyon, Brigitte Verney, Barbarin fue “declarado culpable de no denunciar los malos tratos de Preynat a un menor entre 2014 y 2015”,

El arzobispo de Lyon, quien estuvo ausente en el momento en que se dictó la condena, ha insistido en todo momento que es inocente de las acusaciones que pesan en su contra, por lo que sus abogados anunciaron su disposición a apelar la condena.

“La motivación del tribunal no me convence. Vamos pues a impugnar esta decisión por todas las vías judiciales útiles”, indicó el abogado Jean-Félix Luciani.

En contraste, Francois Devaux, uno de los demandantes, calificó la condena contra el aún cardenal de Lyon como “una gran victoria para la protección de la infancia” y “la culminación de un largo recorrido para que emerja una toma de conciencia“.

“Esta victoria manda una señal muy fuerte a muchas víctimas, y les permite entender que se les oye, se les escucha y se les da reconocimiento”, añadió el fundador de la asociación La Parole Libérée (La Palabra Liberada).