Detienen al vicepresidente del Parlamento de Venezuela

El primer vicepresidente de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, Édgar Zambrano, fue detenido este miércoles en la tarde por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), policía política controlada por Nicolás Maduro. Zambrano se encontraba en un auto del que se negó a salir por lo que los uniformados se llevaron el vehículo con un remolque.

La aprehensión ocurrió en las cercanías de la sede de su partido político, Acción Democrática (AD), en Caracas, luego de que el diputado fuera acusado por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de apoyar el levantamiento militar del 30 de abril, y cuya inmunidad parlamentaria fuera levantada por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

“Fuimos sorprendidos por el Sebin, al negarnos a salir de nuestro vehículo; utilizaron una grúa para trasladarnos de manera forzosa directamente al Helicoide (sede de la policía política)”, publicó el propio Zambrano en Twitter mientras lo trasladaban.

Minutos antes, el diputado había alertado que se encontraba en su vehículo y que estaba rodeado por funcionarios del Servicio de Inteligencia.

A la detención reaccionaron decenas de vecinos que en las calles gritaron “libertad” y coreaban el himno de AD.

“Con estas acciones, la usurpación pretende afectar a la única institución democrática legitimada por el voto popular. Y el compañero Zambrano cuenta con un elemento sagrado que el usurpador no conoce: el apoyo del Pueblo”, escribió el jefe del Parlamento y presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, en su cuenta de Twitter sobre el arresto del legislador.

El líder opositor agregó que “si en Miraflores creen que con la persecución le quitan la libertad a algunos, nosotros vamos a demostrar en las calles que cada secuestrado, cada perseguido y cada asesinado se traduce en nuevas razones para sacarlos del poder”.

“Alerto a Venezuela y a la comunidad internacional sobre la pretensión del régimen usurpador de desintegrar el Parlamento nacional, a través de ataques (…) por los ilegítimos Tribunal Supremo de Justicia y Asamblea Nacional Constituyente”, dijo en un comunicado.

Guaidó resaltó que desde 2015, cuando fueron electos los miembros del Parlamento, controlado por la oposición, el TSJ “ha sido el brazo ejecutor” del Gobierno para “desaparecer” al Legislativo.

“Veintinueve diputados han sido perseguidos y apresados por este tribunal ilegítimo, esto representa el 24 % de los parlamentarios opositores al régimen de Maduro. De este grupo, diez diputados han sido objeto de intento de violación inmunidad parlamentaria en menos de 24 horas”, agregó.

Guaidó señaló que éste también es un ataque en su contra debido a que han “arremetido contra personas de su entorno”.

Diez diputados están en la mira del alto tribunal venezolano, controlado por Maduro. Tras el alzamiento militar del martes 30 de abril, el TSJ anunció que allanaría la inmunidad parlamentaria de los congresistas.