Los migrantes pueden donar órganos pero no recibir trasplantes

En Estados Unidos los indocumentados que necesitan un trasplante de órganos sufren un martirio, pues por su condición migratoria no son candidatos a recibir trasplantes de ningún tipo.

Pese a que los indocumentados pueden donar sus órganos, ellos no son candidatos para recibir ninguno, por lo que literalmente la vida se les escapa y la legislación no les permite recibir la ayuda que necesitan.

En entrevista para el medio Univisión, José Antonio Barrera, un padre mexicano de cuatro hijos, y que padece insuficiencia renal hace más de cinco años, está en esta difícil situación: no es candidato para recibir un riñón.

El hombre que vive en Brookyln, debe asistir al hospital tres veces por semana para someterse a diálisis, pero gracias a su condición migratoria, no puede recibir un trasplante de órgano.

Y es que la legislación actual establece que cualquier persona, sin importar su condición migratoria, puede donar órganos. No obstante, aquellos que no tienen papeles, no tienen esa oportunidad.

Algunas personas califican a la ley como indigna. La esposa de José Antonio cree que “es injusto, porque todos somos humanos, pero si necesitamos un trasplante no nos lo pueden dar porque somos inmigrantes”.