Recuperan cajas negras del avión accidentado en Etiopía

Rescatistas etíopes lograron recuperar hoy las dos cajas negras del avión de Ethiopian Airlines que se estrelló la víspera en las afueras de esta capital, provocando la muerte de los 149 pasajeros y ocho tripulantes que viajaban a bordo.

“La Grabadora de Datos de Vuelo Digital (DFDR) y la Grabadora de Voz de la Cabina (CVR) del vuelo ET 302 se han recuperado”, anunció la aerolínea estatal etíope en un mensaje publicado este lunes en su cuenta oficial en la red social de Twitter.

Las grabadoras del vuelo del Boeing 737 fueron recuperadas parcialmente destruidas por personal de la Oficina de Investigación Accidentes Aéreos y la Cruz Roja de Etiopía en el lugar del accidente, donde trabajan desde hace casi 24 horas en la recuperación de los cuerpos de las 157 víctimas.

El vuelo ET 302 de la línea Ethiopian Airlines desapareció de los radares a las 05:44 horas GMT de ayer domingo, seis minutos después de despegar del Aeropuerto Internacional Bole de Addis Abeba, y de que el piloto pidió permiso para regresar, según la emisora estatal Ethiopian Broadcasting Corporation (EBC)

Pese al hallazgo de las cajas negras del avión Boeing 737 MAX, un funcionario de la aerolínea dijo que debido a los daños que presentan, los investigadores y especialistas verán qué información pueden “recuperar de ellas”.

El descubrimiento de los registradores de vuelo daría a “los investigadores la posibilidad de obtener una conclusión definitiva sobre qué pudo haber causado el accidente del avión y la razón de la muerte de todas esas personas”, destacó el funcionario.

El presidente aerolínea, Tewolde Gebre Mariam, explicó la víspera en una conferencia de prensa que el piloto del Boeing 737 MAX 8 siniestrado reportó que tenía problemas a bordo y que quería regresar al aeropuerto de Bole de Addis Abeba.

“En los registros de los controladores de tráfico aéreo se escucha cómo el piloto informa que estaba teniendo problemas y que quería volver. Se le dio permiso”, explicó Gebre Mariam.

La catástrofe es la segunda de Boeing 737 MAX 8 que ocurre en los últimos meses, después de que un avión de la compañía indonesia Lion Air cayó el 29 de octubre pasado en el mar de Java, minutos después de haber despegado de Yakarta, provocando la muerte de sus 181 pasajeros y ocho tripulantes.

En tanto, el último gran accidente que involucró a un avión de pasajeros de Ethiopian Airlines ocurrió en 2010, cuando un Boeing 737-800 explotó en el aire, poco después de despegar de El Líbano, matando a 83 pasajeros y siete miembros de la tripulación.