Comienza el «Operativo de Seguridad»

Acompañado por el Grupo de Coordinación Michoacán, el gobernador Silvano Aureoles puso en marcha este lunes un nuevo operativo de seguridad en el municipio de Zamora, tras los ataques armados, y aseveró: «no nos van a intimidar, ni a arrinconar».

Tras la serie de agresiones registradas que han dejado al momento un saldo de cuatro policías muertos, el mandatario estatal anunció el despliegue de 350 elementos de la Policía de Michoacán, así como de contingentes de la Fiscalía General del Estado, del Ejército y de la Policía Militar.

Señaló que todos permanecerán en suelo zamorano por tiempo indefinido, trabajando de manera coordinada para vigilar la zona.

Afirmó que los policías que han sido comisionados para garantizar la seguridad en esta parte del estado son certificados, «para que la gente de Zamora tenga la certeza de que los elementos actuarán con base en protocolos y pleno respeto a los derechos humanos, pero con cero tolerancia a los delincuentes».

En la plaza principal de Zamora, dejó en claro que se tomarán todas las medidas para evitar que el municipio sea vulnerado «por intereses mezquinos».

«A Michoacán se le respeta», advirtió, y dijo que «no nos van a intimidar, no nos van a arrinconar».

Dijo que «Michocán es mucha pieza, es mucho más que un puñado de delincuentes».

Advirtió que integrantes de grupos delictivos no volverán a tomar por sorpresa a las autoridades, y mencionó que en este esfuerzo trabajarán de manera conjunta autoridades estatales, federales y municipales.

Manifestó que ya se revisó la estrategia de seguridad que implementará para evitar nuevos ataques.

Expresó que la respuesta del estado será mayor a la de aquellos que pretenden violentar la paz y hacerle daño a la sociedad.

En este marco, el mandatario estatal ofreció condolencias a los familiares de los policías caídos y se comprometió a dar seguimiento puntual al estado de salud de los lesionados.

El despliegue del operativo se da tras la serie de ataques perpetrados por integrantes del crimen organizado contra elementos de la Policía Municipal, generadores de energía, una exhibición de vehículos y la casa de un funcionario local.