Morelia se inundará de basura

Dicen las malas lenguas que a consecuencia del impuesto aprobado por el Congreso Local para cobrar el depósito o almacenamiento de residuos sólidos, los recolectores de basura que trabajan de manera particular anunciaron un paro de labores de 11 días a partir del 15 de enero y con ello los morelianos tendremos seguramente kilos de basura en casa.

La noticia ha dejado inconformes a los habitantes de la población y se dice que la finalidad es exigir un replanteamiento en las condiciones en dicho impuesto ecológico, pues según se ha estipulado, a partir de este 2019 se estarían cobrando cien pesos por cada tonelada llevada por personas físicas y morales, así como cualquier empresa que genere residuos para su disposición final.

Para que vaya haciendo cuentas y haga su cochinito esto implica un centavo por cada kilo que los recolectores estarían imputando al usuario promedio que no tiene acceso a los servicios de recolección de la administración municipal, ya sea por la zona de vivienda o por la ineficiencia del servicio.

Así que ni hagamos coraje, ya que desde el martes 15 se suspendería el servicio para exigir se modifique el impuesto publicado en el Artículo 14 de la Ley de Ingresos del Estado de Michoacán para el presente ejercicio fiscal y que el próximo 26 de enero se reactivaría de manera regular la recolección de basura.

Dicen las lenguas viperinas que a los habitantes de Morelia sólo falta y un perro nos haga pipi en una pierna por aquello de que estamos más salados que un chamoy.

Ni modo a nuestras autoridades ya los mordió la víbora.