3 elementos clave que debes saber para cambiar el aceite de tu auto

3 elementos clave que debes saber para cambiar el aceite de tu auto

Nuestro auto es mucho más que un simple transporte para ir del punto A al punto B. En realidad es un compañero y cómplice de vida, que está contigo en una de las partes más difíciles de cada día: el traslado. Y si no verificamos el buen estado del aceite, ¿cómo le vamos a pedir que no nos deje tirados en medio de la calle?

Anúnciate AQUI

Tienes que recordar que el aceite del motor de tu auto transporta los nutrientes necesarios, no sólo para brindar movilidad a las partes metálicas, sino también mantenerlas libres de partículas de suciedad que puedan obstruir el funcionamiento de algún elemento mecánico.

Con tanto trabajo por hacer, es necesario que cambies periódicamente el aceite.

Algunos fabricantes recomiendan hacerlo cada 15 mil o 20 mil kilómetros, o cada seis meses. Sin embargo, hay algunos elementos que son clave, que te ayudarán a identificar cuándo es OBLIGATORIO un cambio de aceite y filtro:

1. Pierde potencia y gastas más combustible del normal.

Si sientes que tu auto “no arranca” como lo hacía antes y para acelerar de la misma forma debes pisar más el pedal es porque el filtro, donde se quedan todas las impurezas que el aceite recoge, está muy sucio y ya no puede detener toda la mugre. Ésta se va al motor y evita la correcta lubricación de la máquina, así que tendrás que acelerar más y gastar más gasolina.

2. El motor hace ruidos extraños

Aceleras y de repente escuchas como si el motor estuviera haciendo una fiesta de slam debajo del cofre. Ello se debe a que el aceite que estás utilizando ya no tiene la viscosidad adecuada para cubrir las piezas del propulsor, o que ya no tienes la cantidad suficiente para las fundamentales.

3. La suciedad del aceite

Cuando percibas que el color del aceite es demasiado oscuro, y que el motor comienza a tener dificultades para desempeñarse, es necesario cambiarlo, ya que el lubricante también retira partículas de polvo o carbón, las dispersa y evita que regresen al motor (es por eso que se va poniendo negro con el uso).

Si el aceite no se cambia en mucho tiempo, los aditivos detergentes y dispersantes no serán suficientes, y la suciedad formará parte del fluido, corriendo el riesgo de tapar alguna parte del motor; esto se traducirá tanto en pérdida de potencia como en un fallo general de la máquina.

Así que pon atención a lo que tu auto te indica a través de sus sonidos y sigue una bitácora, te ayudarán a recordar el momento en el que haya que llevarlo a servicio.

Fuente y foto Atraccion360

Ingresa y deja tu comentario