Alertan por crisis política y social por revocación de mandato

La propuesta de revocación de mandato que se discute en el Senado puede generar crisis políticas y sociales, no debe empalmarse con una elección federal y tendría que ser una consulta excepcional en la legislación mexicana, advirtieron especialistas electorales.

Ante diputados, los especialistas cuestionaron la conveniencia de que el Presidente no participe en dicho ejercicio o que proponga su propia revocación, pues es un ejercicio que corresponde solo a los ciudadanos.

El magistrado de la Sala Regional de Guadalajara, Sergio Arturo Guerrero Olvera, pidió a los legisladores ser cuidadosos con el tema, hacer modificaciones y no aprobarlo a costa de lo que sea.

Qué complicado es que pida la consulta el que será sometido a revocación de mandato. Pido que más allá de lo que no sabemos, de verdad tengamos cuidado y mucha responsabilidad de poner lo que sea, pero no a costa de lo que sea”, expuso el magistrado en el foro de Reforma Electoral que se lleva a cabo en la Cámara de Diputados.

Expuso que no es recomendable que el propio Presidente se pregunte si debe ser retirado del cargo, aunque fuera una aportación novedosa y cuestionable.

Lo que hay que preguntar es qué propósito inconfesable hay detrás de preguntar a la ciudadanía que si queremos que se quede en el cargo.

Se ve clara intención de ratificar mandato”, mencionó.

Pidió a los legisladores modificar la redacción del artículo 83 constitucional de la minuta que se discute en Senado, porque ahí se define si hay la intención o no de que el Ejecutivo permanezca en el cargo.

Sugirió revisar la fecha que se propone para la revocación de mandato, sea marzo, junio u otra fecha, y precisar sobre todo si habrá periodo de campaña.

¿Hay periodo de campaña o no? El Presidente aparecerá en boleta o tendrá periodo de campaña o ésta será permanente para el sujeto a revocación, ello amerita una reflexión importante”.

Dijo que se tienen que redefinir los términos de la propaganda electoral del Gobierno, porque él podría estar en campaña permanente.

Agregó que se tienen que considerar los costos de hacer consultas a la ciudadanía.

No hay mecanismo de participación sin generar un gasto adicional, a menos que queramos hacerla a mano alzada, no creo que sea la intención”, dijo con ironía.

En el mismo foro, el ex presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial, Flavio Galván, advirtió de los riesgos de que el Ejecutivo se someta, a petición de él mismo, a un proceso de revocación de mandato.

Dijo que es contraproducente que un funcionario pida la revocación de mandato, pues éste lo da el pueblo y, en su parecer, el propio servidor público no tendría derecho a retirar.

Sí tiene derecho a renunciar, pero no a una revocación de mandato, porque se tomaría como una consulta popular o referéndum, menos revocación”, expuso el ex magistrado.

Sugirió que se precisen las causas de la revocación y que sean graves, y que se evite que el Presidente de la República sea sometido a ese ejercicio.

Si el Presidente va a revocación de mandato implicaría que, tomando en cuenta su calidad de Jefe de Estado y de Gobierno, que hubiera crisis de todo tipo, política, social, económica, de tal suerte que no queda para el Presidente más que el juicio político para destituir”, consideró Galván.

Arturo Ramos, de la Escuela Judicial Electoral del Tribunal Electoral Federal, sugirió que la revocación de mandato no se aplicara en lo inmediato, para darle tiempo a que se considere su vigencia, como sucedió con la reelección inmediata de legisladores.

También advirtió que puede generar tensión si se junta la revocación de mandato con una consulta o con una elección federal.

Explicó que puede haber tensión por juntar el debate público sobre un asunto y las reglas de silencio por parte de funcionarios en campaña electoral.

También, el consejero electoral en la Ciudad de México, Yuri Gabriel Beltrán, opinó que se debe alejar lo más que se pueda la revocación de mandato de la jornada electoral intermedia para elegir diputados, ya sea que la consulta se haga el mismo año o no.

Gerardo Romero, presidente del Instituto Electoral de Querétaro, coincidió en que no debe coincidir la revocación de mandato con una elección.

Nunca debe llegarse la revocación con un proceso electoral, porque el proceso no termina ahí, sigue el cuento de votos y la calificación de la elección”, indicó.