Detienen a centroamericanos en Chiapas

Alrededor de 300 inmigrantes centroamericanos fueron detenidos en una persecución, por elementos de la Policía Municipal y la Guardia Nacional, cuando eran transportados por presuntos traficantes en cuatro camionetas tipo Urvan y cinco camiones de redilas, informaron fuentes oficiales.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del martes, cuando los presuntos traficantes circulaban sobre la 5ª Sur Oriente y 5ª Oriente Sur, en el barrio de San Agustín, en esta localidad fronteriza con Guatemala.

Una patrulla de la Policía Municipal, con número PM-0271, le cerró el paso al vehículoque iba en la vanguardia, la caravana, que se extendió por más de 80 metros, ya no pudo avanzar.

Los extranjeros en su mayoría de Guatemala y El Salvador, tuvieron que esperar casi tres horas para que llegaran elementos del Instituto Nacional de Migración (INM) y del Grupo de Protección a Migrantes Beta Comitán y la Policía Federal, para trasladar a los extranjeros hacia la Fiscalía General de la República (FGR).

Fue hacia las 03:00 horas de este martes, que se instrumentó el operativo para trasladar a los extranjeros, los nueve vehículos y los nueve presuntos traficantes hacia el Ministerio Público.

Se informó que una llamada al 911, alertó a la Policía Municipal y Guardia Nacional sobre la presencia de la caravana de nueve unidades que transitaba sobre la 5ª Oriente Sur, pero al llegar a la 5ª Sur, le cerraron el paso.

En el grupo de detenidos, hay varias mujeres con niños y niños no acompañados.

Se espera que en las próximas horas, los extranjeros sean puestos a disposición del INM y sean trasladados a las instalaciones del Centro de Atención Integral al Tránsito Fronterizo (CAITF), donde la dependencia tiene una de las dos instalaciones de la subdelegación de Comitán de Domínguez, para luego ser deportados hacia su país de origen.

Se espera que las autoridades ajusten el número de extranjeros en el transcurso de este martes, ya que en las cuatro camioneta tipo Urvan viajaba un promedio de 20 extranjeros, mientras que en los camiones llevaban cada uno entre 40 a 50 personas.