Exigen a Gobierno mexicano atender crisis humanitaria de indígenas desplazados en Chiapas


El Centro de Derechos Humanos “Fray Bartolomé de Las Casas”, advirtió que los recientes ataque armados de grupos paramilitares ponen en riesgo a los 2 mil 36 indígenas que se encuentran desplazados de sus comunidades en el municipio de Aldama, Chiapas, por lo cual, demandaron al gobierno federal atender de manera urgente, la crisis humanitaria de indígenas que huyen por miedo a los paramilitares. 

Así también, urgieron desarmar y desarticular a los grupos armados de las comunidades Santa Martha y Manuel Utrilla, áreas limítrofes de los municipios de Chenalhó y Aldama, en la región de Los Altos de Chiapas, donde han sido desplazadas familias desplazadas desde el año pasado.

En las últimas horas, elementos del Ejército Mexicano reforzaron la presencia en los limites entre los municipios de Chenalhó y Aldama, luego de que el pasado martes se registró un nuevo ataque armado por grupos paramilitares en esta zona, la cual, dejó un indígena muerto y dos heridos. En un comunicado, este organismo no gubernamental, informó que han sido desplazadas en el  municipio de Aldama, 416 mujeres, 84 adultos mayores, 326 hombres y mujeres jóvenes, 590 niños y niñas y 205 bebes menores de un año, quienes fueron desplazados de las comunidades de Xuxch’en, Coco, Tabak y San Pedro Cotzilnam, por la disputa de 60 hectáreas con sus vecinos de Santa Martha, municipio de Chenalhó.
Ante el reforzamiento de la seguridad por parte del Ejército Mexicano, el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, afirmó que los territorios de los pueblos originarios de Chiapas, se han convertido en “zonas de guerra” no declarada, por lo cual, urgió construir la paz en esta región con propuestas no militarizadas. Al igual que el municipio de Aldama, los poblados de Chenalhó, Ocosingo, Chalchihuitán y El Bosque, sufren un desplazamiento forzado de más de 7 mil indígenas que han abandonado sus comunidades por temor a los ataques armado de grupos paramilitares, según reportes del Centro de Derechos Humanos Ku´untik.


Fuente: mvsnoticias.com