Federales exigen indemnización

os agentes que mantienen la manifestación en las instalaciones del Centro de Mando de la Policía Federal (Contel), en la alcaldía de Iztapalapa, rompieron con sus representantes en la mesa de negociación con autoridades y los desconocieron. A gritos los llamaron “vendidos”.

Luego de la reunión que tuvieron con el subsecretario de Seguridad, Ricardo Mejía Bermeja, los representantes comunicaron a sus compañeros que las autoridades enfatizaron que la corporación ya no podía mantenerse en pie y que iba a desaparecer “en cualquier momento”.

Vía megáfono, agregaron que quienes no quisieran pertenecer a la Guardia Nacional (GN) tenían la opción de ir a  “aduanas, migración, refugiados, antisecuestros, sistemas penitenciarios, policía de seguridad pública y otro cuerpo que es de búsqueda y rescate”.

En el mensaje detallaron que sería hasta el sábado cuando se les daría el cálculo de la liquidación que recibirán quienes no quieran continuar en seguridad pública, ya que se tendría que consultar con la Secretaría de Hacienda y la Secretaría del Trabajo.

Los ánimos se encendieron y comenzaron a gritarles “vendidos”. Uno de los federales tomó el megáfono para expresar su enojo, exigir indemnización e información antes del sábado. Palabras que fueron secundadas a gritos por sus compañeros: “¡Indemnización!, ¡indemnización!”

De manera extraoficial se conoció que el viernes iniciará el registro de los interesados a ingresar a la GN, a otras corporaciones o liquidarse.

Los corren

En el segundo día de manifestaciones en el Contel, a las 10:00 horas, un convoy de la GN con 50 elementos intentó pasar sobre Anillo Periférico, frente al Centro de Mando.

La respuesta fue inmediata. Los elementos policiacos y sus familiares enfrentaron verbalmente a los guardias.

A las 11:00 horas más de 300 integrantes de fuerzas especiales de la Gendarmería se sumaron al para nacional.

Al cumplirse 27 horas de movilizaciones sobre anillo Periférico oriente, los elementos federales determinaron retirar el bloqueo vehicular. Más tarde, a las 13:30 horas, una comisión dio a conocer un pliego petitorio con cinco puntos para dialogar.

A las 17:00 horas, los inconformes rompieron con sus voceros. Por la tarde con la lluvia, gran parte de los policías comenzó a retirarse.

SE UNEN MÁS ESTADOS A PROTESTA

En Chihuahua amagan con realizar paro.

Las protestas de la Policía Federal replicaron en al menos seis entidades. En Escobedo, Nuevo León, agentes se manifestaron afuera de la división municipal.

Expresaron su inconformidad con pancartas y bloqueando dos de los tres carriles de la vía en dirección hacia Monterrey, a la altura de la colonia Fernando Amilpa.

En las pancartas podían leerse mensajes como “Policía Federal. Vamos con todo, apoyo total fuerza federal” o “Policía Certificada Internacionalmente, Policía Federal, Fuerzas Federales”.

En Coatzacoalcos, Veracruz, también se sumaron a la protesta nacional. Los elementos señalaron que el Secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana no ha sido claro en cuanto a las responsabilidades que asumirían al integrar la GN y cuáles serán sus percepciones.

También en Chiapas se registraron protestas, cerca de 50 elementos se unieron a la protesta en Tapachula, aunque los patrullajes, vigilancia y apoyo a elementos del Instituto Nacional de Migración no fueron cancelados. Otro grupo se manifestó en la cabecera municipal de Palenque.

En Chihuahua, cerca de 100 policías federales bloquearon avenidas en la capital del estado y la carretera Panamericana en Ciudad Juárez, advirtiendo que de no ser escuchados se ausentarían de sus labores. También en Ciudad Obregón y Caborca, Sonora, hubo bloqueos.

TODO NORMAL

En Jalisco, los elementos de la Guardia Nacional recibieron sus asignaciones y están trabajando con normalidad, confirmó el gobernador Enrique Alfaro Ramírez.

Aguascalientes no se sumó al paro nacional. El coordinador estatal de la PF dijo que no hay ninguna inquietud de agentes destacamentados en el estado.

En Hidalgo el comisario de la PF, Jesús Ramón Quiñones Pedroza, señaló que en el estado no se tienen problemas o inconformidades de los elementos.

HACEN TOMA DE CASETAS DE COBRO

La protesta de la PF se extendió a casetas de ingreso a la Ciudad de México. Ayer, un grupo de 60 efectivos de la Policía Federal llegó al kilómetro 23 más 500 de la autopista México-Cuernavaca para manifestarse.

“Es en apoyo a los compañeros (en Contel). Lo que menos queremos es perjudicar al pueblo y se está abriendo cada 20 minutos el paso”.

El bloqueo lo hicieron de manera intermitente y fue hasta después de la una de la tarde cuando liberaron la caseta, tras una llamada que les indicaba que las negociaciones iban avanzando.

En la México-Querétaro, cerca de 50 federales tomaron la caseta de cobro de Palmillas y dejaron pasar a los automovilistas. Mientras que en la México-Pachuca, los familiares de los policías tomaron la caseta de Ojo de Agua.

“Nosotros con lo que sobrevivimos es con el bono de riesgo y se los bajaron”, dijo Jessica Serrano, esposa de federal.

CONVOCATORIA, CON POCO ECO

La convocatoria a paro nacional para que agentes no hicieran “patrullaje, servicio administrativo o cualquier actividad inherente a la Policía Federal”, no tuvo eco en la Torre Pedregal, en Periférico Sur 3648.

Desde las ocho de la mañana, personal, principalmente administrativo, ingresó de manera normal por el estacionamiento y el acceso peatonal. Atrás quedaron los bloqueos sobre Periférico Sur que provocaron conflictos vehiculares el miércoles.

En otro punto, en la carretera federal México-Pachuca, hubo cierres intermitentes realizados por aproximadamente 300 efectivos de la Policía Federal con duración de entre 15 y 20 minutos en ambos sentidos. Las filas kilométricas llegaban hasta Ecatepec, Indios Verdes e Insurgentes Norte.

En esta zona hubo enojo y molestia de choferes de transporte público.

“Nos pega económicamente y a toda la gente también, pierdo gasolina, tiempo y hay que pagar la cuenta y así ya no me sale”; lamentó Tomás Martín Castro, chofer.

Luego de cuatro horas de bloqueos, los elementos decidieron retirarse de la vía y apostarse en los márgenes.

Los oficiales argumentaron que esperan que los mandos superiores les indiquen las nuevas acciones.