Mapa de una tierra sin ley: los focos rojos de la narcofrontera México – EEUU

Desde los años ochenta, los estados mexicanos que se sitúan en la frontera con Estados Unidos han vivido momentos de extrema violencia a causa de la lucha entre los cárteles que buscan dominar el trasiego de drogas hacia la unión americana.

Pero a raíz de la llamada “guerra contra el narco” desatada por el ex presidente Felipe Calderón, los estados fronterizos han sido protagonistas de eventos abominables, principalmente, tras la aparición de nuevos y violentos grupos ligados al narcotráfico y al crimen organizado.

Algunos de los hechos más recientes y que causaron un fuerte impacto mediático ocurrieron en Coahuila con el ataque en el municipio de Villa Unión, así como la masacre de nueve integrantes de la familia México-estadounidense LeBarón, ocurrida en los límites de Sonora y Chihuahua.

Coahuila, el repunte de la violencia del narco

La mañana del pasado sábado 30 de noviembre, presuntos sicarios del Cártel del Noreste (CDN) a bordo de varias camionetas tipo Pick Up blindadas, algunas con ametralladoras montadas en la parte superior, salieron de Nuevo Laredo, Tamaulipas, y condujeron hasta Coahuila.

Informes policiales consultados por Breitbart Texas revelaron que el convoy tomó un camino rural sin pavimentar conocido como Brecha Santa Mónica para llegar a Villa Unión.

Una vez en el pueblo, los sicarios se dirigieron a la plaza central y dispararon al edificio de la presidencia municipal, cuya fachada tiene varios impactos de bala y vidrios rotos, al igual que la iglesia del poblado.

Durante el ataque, un grupo de policías municipales intentaron repeler las agresiones, pero los pistoleros los aventajaron e incendiaron varias patrullas de la corporación.

Las autoridades pidieron ayuda para lograr un despliegue masivo de agentes de la policía estatal y de Piedras Negras, Allende y otros municipios que acudieron para ayudar a los policías de Villa Unión. El enfrentamiento duró alrededor de dos horas, dejando un saldo de 14 muertos.

Foto: REUTERS/Daniel Becerril
Foto: REUTERS/Daniel Becerril

Horas después el gobierno estatal confirmó que hubo un nuevo enfrentamiento en el que se registraron más muertos. Hasta el momento se tienen reportados 22 personas fallecidas: 16 delincuentes, 2 civiles y 4 policías.

Coahuila había sido en los últimos seis años uno de los mejores ejemplos de pacificación del país. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el número de homicidios en el estado pasó de 1,160 en 2012 a 241 en 2018.

Según Alejandro Hope, analista y experto en temas de seguridad, la nueva ola de violencia probablemente se deba a la pelea que el último mes ha mantenido el Cártel del Noreste con el Cártel del Golfo y la policía estatal de Tamaulipas, en Nuevo Laredo.

La zona nororiental de Coahuila representa un punto clave para el tráfico de drogas y armas hacia los Estados Unidos. Además, debido a su geografía atravesada por brechas, permiten llegar hacia el resto de Tamaulipas sin pasar por la llamada “Frontera Chica”.

El CDN, escisión de Los Zetas, opera principalmente en el estado de Tamaulipas, pero en los últimos meses ha buscado extender sus dominios a los estados vecinos de Nuevo León y Coahuila.

Chihuahua y Sonora: el escenario de la masacre contra los LeBarón

Foto: AFP/ Herika MARTINEZ �
Foto: AFP/ Herika MARTINEZ �

El pasado 4 de noviembre ocurrió uno de los ataques más brutales que conmocionó a la sociedad mexicana y al mundo: tres mujeres y seis niños (dos de ellos bebés), miembros de la familia México-estadounidense Lebarón, fueron masacrados en un camino de terracería de Bavispe, Sonora, ubicada en los límites con el estado de Chihuahua.

Luego de serias deficiencias en la actuación de las autoridades locales, la Fiscalía General de la República (FGR) atrajo la investigación y le adjudicó el atentado al grupo criminal “La Línea”, vinculado al Cártel de Juárez.

“La Línea” con presencia en Chihuahua, se disputa la zona limítrofe con Sonora en donde opera el grupo criminal de “Los Salazar” y “Los Jaguares”brazos armados del Cártel de Sinaloa, y los cuales están identificados como uno de los grupos más violentos y sangrientos de los últimos tiempos.

Chihuahua es uno de los tres estados ubicados en el llamado “Triángulo Dorado” mexicano, conocido a nivel internacional por tener una de las mayores concentraciones de cultivos de marihuana y amapola.

Foto: Especial
Foto: Especial

En los últimos años, la entidad fronteriza gobernada por el panista Javier Corral, ha enfrentado un resurgimiento de crímenes violentos. De acuerdo con la Fiscalía General de la República, ahí operan dos grandes cárteles: el del Pacífico (Sinaloa) y el de Juárez, pero en los últimos meses ha entrado a la disputa por el territorio el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Una de las zonas más golpeadas por el crimen organizado debido a la guerra entre “Los Salazar” y “Los Jaguares” con “La Línea” es el municipio de Madera, ubicado en la Sierra Tarahumara, en donde se han registrado decenas de ejecuciones.

A inicios del pasado mes de octubre, en blogs especializados en el tema del narcotráfico, circuló la información de que Francisco Arvizu, “El Jaguar”líder de “Lo Jaguares”, habría sido abatido en un enfrentamiento que tuvo lugar en Las Pomas, en el Municipio de Madera, pero la información no fue confirmada por las autoridades.

Otras de las ciudades severamente afectadas por el crimen organizado son Ciudad Juárez y la capital estatal, Chihuahua.

A inicios de noviembre, en la ciudad fronteriza de Juárez, integrantes del grupo delictivo “Los Mexicles” una facción del Cártel de Sinaloa, incendiaron 15 camiones en varios sectores de Ciudad Juárez, lo que dejó un saldo de al menos nueve personas muertas y seis heridas, derivado de un operativo en el Cereso número 3 ubicado en esta ciudad fronteriza.

En total, los delincuentes realizaron 15 ataques similares en menos de diez horas, donde cinco personas fueron calcinadas en tres vehículos, informó la Unidad Municipal de Protección Civil (UMPC).

El grupo delictivo conocido como los Mexicles opera en la ciudad fronteriza de Chihuahua. Han sido los responsables de diferentes masacres en la entidad (Foto: Especial)
El grupo delictivo conocido como los Mexicles opera en la ciudad fronteriza de Chihuahua. Han sido los responsables de diferentes masacres en la entidad (Foto: Especial)

Este violento grupo estuvo relacionado a inicios del mes de agosto con el brutal asesinato de tres niñas en Ciudad Juárez. Las menores fueron acribilladas por un grupo de sicarios que les disparó en más de 100 ocasiones y terminó dándoles el “tiro de gracia” (un balazo en la cabeza).

De acuerdo con las autoridades estatales, fueron reclutados por el Cártel de Sinaloa para hacerle frente al Cártel de Juárez y constituir una fuerte defensa en contra de otras pandillas que se formaron al interior de las prisiones de El Paso.

Sin embargo, tras agruparse con la organización antiguamente dirigida por Joaquín el Chapo Guzmán, “Los Mexicles” se convirtieron en los principales perpetradores de delitos graves, como homicidio y extorsión.

Tiene una estructura casi militar que registra rangos como tenientes y sargentos. Según medios especializados en el crimen organizado, los integrantes se llegaban a comunicar a través de mensajes escritos en náhuatl a fin de hacer difícil la filtración del texto. Esta práctica se originó en las prisiones de Estados Unidos como una forma de evitar que los policías de las cárceles entendieran lo que hablaban.

“Los Mexicles” mantienen una fuerte disputa con otro grupo denominado “Artistas Asesinos” que también forman parte del Cártel de Sinaloa y pelean el control de los reclusorios en Ciudad Juárez, son conocidos también como “Doble A”. Sus rivalidades con otras pandillas como “Los Aztecas” generó en Juárez años de violencia.

Tamaulipas, asolada por el narco

Los pobladores de Tamaulipas luchan contra el narco (Foto: Especial)
Los pobladores de Tamaulipas luchan contra el narco (Foto: Especial)

Desde hace años, el estado de Tamaulipas ha vivido bajo el control del crimen organizado, debido a que es una zona clave por donde cada año ingresan toneladas de estupefacientes a Estados Unidos.

La ciudad de Nuevo Laredo es una de las áreas más asoladas por la violencia, generada principalmente el Cártel del Noreste (CDN)grupo que ha convertido en una de las principales amenazas de la seguridad pública en el norte de México, debido a su poder de fuego y las crueles estrategias que usa para intimidar a sus rivales.

En sus calles son constantes de las balaceras y la presencia de numerosos convoyes rotulados con las siglas de la organización liderada por Juan Gerardo Treviño Chávez, alias “El Huevo” y por la llamada “Tropa del Infierno”, brazo armado del CDN.

Ambos grupos defienden a sangre y fuego “la plaza” que es altamente codiciada por otras organizaciones como el Cártel Jalisco Nueva Generación, el cual ha intentado apoderarse de la entidad de manera violenta.

Esta lucha descarnada ha dejado cientos de muertos a lo largo de todo el territorio estatal, pero a esto se suman ejecuciones extrajudiciales.

Miembros de
Miembros de “La Tropa del Infierno”, brazo armado del CDN (Foto ilustrativa: Especial)

El pasado 5 de septiembre, la Secretaría de Seguridad Pública de Tamaulipas informó sobre un operativo de seguridad en Nuevo Laredo, en el que abatió a tres mujeres y cinco hombres, presuntos integrantes de “La Tropa del Infierno”. Además reportó el aseguramiento de varias armas y una camioneta con blindaje artesanal.

Las versiones oficiales detallan que los oficiales fueron emboscados por supuestos sicarios del grupo delictivo, lo que desencadenó una balacera.

Posteriormente, los elementos policíacos allanaron un domicilio ubicado en la colonia Valle de Anáhuac, al que ingresaron sin orden de cateo y murieron los supuestos delincuentes.

(Foto: Gobierno de Tamaulipas)
(Foto: Gobierno de Tamaulipas)

No obstante, el Comité de Derechos Humanos en Nuevo Laredo, recabó videos y testigos que aseguran que lo ocurrido fue, en realidad, una ejecución extrajudicial y el operativo, un montaje.

Aunque se giraron órdenes de aprehensión contra los policías Juan Carlos Vicencio Zuvirie, Azariel Urbina Argüelles y Concepción Guevara Garza, un juez local las canceló luego de que los agentes libres se ofrecieron a ayudar con las pesquisas.

El pasado 18 de noviembre, durante su conferencia en Palacio Nacional, el propio presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que en Nuevo Laredo “hay algo especial” ya que es la zona de todo el estado en donde más se registran enfrentamientos.

Monterrey, objetivo narco

Siete bolsas con restos humanos fueron localizadas la mañana de este martes (Foto: Twitter/rayelizalder)
Siete bolsas con restos humanos fueron localizadas la mañana de este martes (Foto: Twitter/rayelizalder)

El Cartel del Noreste también pretende tomar el control de Monterrey, capital del estado de Nuevo Léon, y su zona metropolitana, en donde desde inicios de 2019, han sido constantes los hallazgos de restos humanos.

A mediados de marzo, en el municipio de San Pedro Garza García, apareció colgada una narcomanta con un mensaje que firmado por el Cártel del Noreste en el cual amenazaban con matar a integrantes del Cártel del Golfo (CDG). La pancarta afirmaba también que el alcalde de San Pedro Garza García, Miguel Bernardo Treviño de Hoyos, supuestamente trabaja con ellos.

De acuerdo a un reporte de Stratfor Threat Lens , el Cártel del Noreste está dispuesto a llegar a “cualquier límite para avanzar en sus intenciones” de retomar el control del negocio de la droga, en el estado de Nuevo León.

El narcomensaje también advertía que todos aquellos que pagaran “derecho de piso” a un sujeto apodado “El Gato”, perteneciente al Cártel de los Beltran Leyva; ahora tendrán que pagárselo al Cártel del Noreste, si no habría consecuencias.

En respuesta, una narcomanta atribuida a “El Felino”, en referencia a “El Gato”, apareció en las calles de Monterrey amenazando a quienes, presuntamente, llevarían la violencia a la plaza. Advertían que su organización está bien establecida en la zona y que está preparada para enfrentar a los “intrusos”.

La lucha entre los grupos delictivos ha ocasionado una espiral de violencia imparable.

La batalla entre cárteles ha causado terror en Nuevo León (Foto: Especial)
La batalla entre cárteles ha causado terror en Nuevo León (Foto: Especial)

El pasado 19 de noviembre, los habitantes de Monterrey, amanecieron con una tétrica escena: siete bolsas de plástico con restos humanos fueron abandonadas en la colonia Paso del Águila. De acuerdo con las autoridades, se trataba de dos hombres y una mujer. Un día antes, en un lapso de seis horas, cinco hombres fueron ejecutados en la zona norte de Monterrey, y tres más en Guadalupe.

Pero el 20 de noviembre de nueva cuenta fueron encontrados restos humanos en bolsas abandonadas en calles del estado de Nuevo León. El hallazgo ocurrió frente a las instalaciones de la Séptima Zona Militar, en el municipio de Apodaca.

Los homicidios dolosos en Nuevo León, se incrementaron 34% en el periodo de enero a octubre de 2019, en comparación con el mismo periodo del año pasado, de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Según el órgano federal, la entidad registra 767 asesinatos, 198 casos más que en 2018, cuando se contabilizaron 569.

Tijuana, la violencia interminable

Foto: REUTERS/Jorge Duenes
Foto: REUTERS/Jorge Duenes

La ciudad fronteriza, ubicada en el estado de Baja California, ha vivido por décadas la violencia generada por el narcotráfico y el crimen organizado. Durante años fue territorio del Cártel de Tijuana o de los hermanos Arellano Félix, hasta que la muerte y capturas de sus líderes mermaron su capacidad.

De acuerdo con un informe del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal de México publicado en el 2018, Tijuana fue considerado como el municipio más violento del mundo, derivado principalmente al tráfico de drogas.

Pero este 2019, Baja California se coloca como la segunda entidad con más homicidios dolososDesde inicios de esta año y hasta mediados del mes de noviembre, en la entidad se habían registrado 2,604 homicidios, de ellos 1,985 ocurrieron en Tijuana.

De acuerdo con las autoridades, la mayoría de estos asesinatos se debe a la pugna entre narcomenudistas. Sin embargo, la ciudad se encuentra sumida en una cruenta lucha entre el Cártel de Sinaloa (CDS) y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) por controlar “la plaza”.

Desde el año 2000 y hasta el 2015 aproximadamente, el cártel de “El Chapo” Guzmán y “El Mayo “Zambada, controlaba la distribución y venta de la droga, así como la exportación de la misma, además de todo el catálogo criminal de la ciudad.

Pero fue en el 2015 cuando el Cártel Jalisco Nueva Generación, liderado por Nemesio Oseguera “El Mencho” intervino en la zona con la intención de apoderarse de ella.

Al año siguiente, medios locales empezaron a dar cuenta sobre una posible alianza entre lo que quedaba del grupo criminal comandado por los Arellano Félix, y el Cártel Jalisco Nueva Generación. A partir de ese año aparecieron narcomantas por la ciudad, en donde se leían amenazas contra los miembros del Cártel de Sinaloa; firmadas por el CJNG y el Cártel de Tijuana.

Con esta unión y dejando una estela de sangre, fue como surgió el Cártel Tijuana Nueva Generación, comandado por Héctor Manuel Morales Guzmán, alias “El Gallero”, quien ha sido identificado como compadre de “El Mencho”.

De acuerdo con el Semanario Zetael primer círculo de operadores de Morales Guzmán son ex miembros y desertores del Cártel de Sinaloa y del grupo criminal de los Arellano Félix.

Sin embargo, no todos los miembros del Cártel de Tijuana están de acuerdo con está unión. Según mantas difundidas por supuestos integrantes del Cártel de Sinaloa, un grupo rechaza la sociedad con los jalicienses y ha formado un grupo de “resistencia” contra CJNG.

Desde la incursión del cártel de “El Mencho” y la creación del Cártel Tijuana Nueva Generación, en Baja California la violencia ha aumentado 248. 83 %, según cifras oficiales. En el 2015 se reportaron 899, mientras que en lo que va del 2019, ya suman más de 2,600.