Redes del Gobierno, en riesgo de ataques cibernéticos

Las redes del Gobierno son cada vez más complejas y no utilizan los sistemas de seguridad más innovadores, lo que las hace más vulnerables a los ataques cibernéticos, advirtieron especialistas de Fortinet México.

En la mayoría de las instituciones gubernamentales, estas redes ya son viejas, no son nuevas, no utilizan los sistemas de seguridad más nuevos; muchas veces emplean lo que era la seguridad perimetral tradicional, es decir, cuando estás esperando a que te ataquen por fuera, cuando hoy te pueden atacar fuertemente por dentro”.

En las oficinas de Gobierno  tienen un sinnúmero de personas que adentro se pueden conectar a sus sistemas desde sus dispositivos móviles; entonces, los ciberatacantes buscan a esas personas, se meten a sus dispositivos y por medio de ellos ingresan a las redes de la dependencia.

Por ejemplo: a mediados del mes pasado, se dio a conocer que la embajada de México en Guatemala sufrió un ataque cibernético en el que habría sido filtrada cierta cantidad de documentos de identificación.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) señaló que se habían “detectado y enmendado los fallos técnicos que permitieron que los sistemas de información de la sección consular de la Embajada de México en Guatemalafueran vulnerados”.

De acuerdo con la Cancillería, la información obtenida se limitaba a un número muy pequeño de casos, y el sistema general de información personal de la Secretaría de Relaciones Exteriores no fue vulnerado.

Las medidas a tomar

Los expertos en el tema dijeron que se tiene que hablar de un tema de estrategia de ciberseguridad, pero antes, el Gobierno debe estar consciente de que “no sólo puedo ser atacado, sino que voy a ser atacado y ante eso cómo me puedo prevenir”.

  • Los ataques cibernéticos se actualizan todo el tiempo y, en muchos de los casos, utilizan tecnologías como Inteligencia Artificial o temas de aprendizaje, para los cuales las instituciones también deben estar preparadas.

Estos ataques van a seguir siendo mayores y cada vez más fuertes, ya que actualmente México es el país más atacado en América Latina y el número cinco o seis a nivel mundial.