AMLO promete garantizar el derecho de asilo

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión Política).- Andrés Manuel López Obrador conmemoró este jueves, junto a representantes del gobierno de España y de integrantes de esta comunidad, los 80 años del exilio español en México, un hecho que marcó la política exterior mexicana y que ha llevado al presidente a prometer garantizar el derecho de asilo.

López Obrador aseguró que ante la crisis migratoria que ha impacto a México —la cual lo tiene en constante confrontación con la administración estadounidense de Donald Trump— lo que él buscará es tratar con respeto y a dar protección a los migrantes de Centroamérica, a quienes reconoció como exiliados de la necesidad, el hambre y la violencia.

El gobierno mexicano entregó este jueves un reconocimiento aFernando Rodríguez Miaja, decano representante de los exiliados españoles, con motivo de los 80 años de esta etapa en la cual más de 20,000 españoles vinculados al gobierno republicano se refugiaron en México durante la administración del presidente Lázaro Cárdenas del Río.

“Nosotros nos sentimos muy orgullos de esta gesta, de esta manera de actuar del general (Lázaro) Cárdenas. Siempre se habla que llegaron más de 20 mil españoles, niños, familias y que fue mucho el aporte al desarrollo de México porque del exilio llegan personas con mucha calidad profesional, académica, que contribuyen al desarrollo del país, desde ingenieros hasta filósofos, para unirse a México”, comentó López Obrador.

López Obrador indicó que este hecho histórico ya quedó establecido como parte de la política exterior mexicana por lo que aseguró que en “estos tiempos que estamos atendiendo el asunto de la migración” su gobierno siempre va proteger a quienes dejan sus países en busca de mejores oportunidades.

“Es algo que ya quedó sembrado en la política exterior de México, el derecho de asilo que tenemos que garantizarlo, es un derecho sagrado para todos los mexicanos”, dijo.

Los migrantes buscan mejores condiciones de vida, mejores condiciones de trabajo. En muchos casos son exiliados por necesidad, por hambre o para salvar sus vidas, por eso merecen todo nuestro respeto”.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México

En su intervención, Irene Lozano Domingo, secretaria de Estado de la España Global, destacó la historia que comparten México y España y dijo que en ella predominan “las luces sobre las sombras”.

Lozano Domingo señaló que tras la Independencia ambas naciones han sabido mantener una relación fraterna “cuyo ejemplo más excelso es la acogida de los republicanos españoles”.

“Hoy somos aliados y socios y, además, ambos países, custodios de esa formidable herramienta de diálogo y entendimiento global, que es la lengua española y nuestra cultura común”, comentó.

Al evento realizado en Palacio Nacional también estuvieron presentes el canciller Marcelo Ebrard; Cristina Latorre Sancho, subsecretaria de Justicia para la Memoria Histórica del Ministerio de Justicia de España; Juan López-Dóriga Pérez, embajador de España en México; Gerardo Ferrando Bravo, presidente del Patronato del Ateneo Español de México y Ernesto Casanova Caloto, presidente del Ateneo Español de México.

La administración de López Obrador enfrenta diferencias en materia migratoria con el gobierno de Donald Trump, las cuales han llevado a la nación mexicana a establecer una serie de acciones en sus fronteras para atender el flujo irregular de ciudadanos centroamericanos.

Al hablar sobre el tema, el presidente mexicano reiteró que no busca confrontarse con la Unión Americana, pero indicó que al mismo tiempo se van a respetar los derechos humanos de los migrantes.

“Cómo se le va a hacer para mantener el equilibrio, pues eso tiene que ver con el noble oficio de la política, a veces se le desprecia, pero sí es posible evitar la confrontación, para eso se inventó la política, para evitar la confrontación, para evitar la guerra, entre otras cosas”, declaró.

Con respecto a la relación con España, López Obrador reconoció que aunque puede haber “diferencias transitorias” es más lo que entrelaza a estas dos naciones y se comprometió a mantener una buena relación con el gobierno de este país.

Por encima de todo, porque hay que separar y distinguir, con todo respeto, nos importa más mantener una buena relación con el pueblo de España”.