Celebra López Obrador que corrupción amerite prisión preventiva

El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció a los legisladores federales la aprobación para que la corrupción, el robo de hidrocarburos y el fraude electoral sean considerados como delitos graves y ameriten prisión preventiva oficiosa.

Desde Apodaca, Nuevo León, esta mañana el titular del Ejecutivo federal aplaudió que estos ilícitos ahora sean considerados como graves y que los infractores no alcancen fianza para librar a la ley.

“Fue una buena decisión de los legisladores, mi felicitación, para que se conviertan en delitos graves el robo de combustible, la corrupción y el fraude electoral”, afirmó.

En lo que se refiere a la corrupción, manifestó su gusto por esta decisión de la Cámara de Diputados, ya que “porque este delito que reinaba en el país no era considerado grave, pero ahora con esta reforma no van a tener derecho a fianza los corruptos”.

Ayer, los diputados federales avalaron con 377 a favor, 96 en contra y cinco abstenciones la reforma constitucional al artículo 19 en materia de prisión preventiva oficiosa, por lo que se enviará a los Congresos locales para su aprobación.

La modificación constitucional incluye como ilícitos graves, además de los ya mencionados, el uso de programas sociales con fines electorales, el abuso o violencia sexual en contra de menores, el feminicidio, la desaparición forzada, el robo a casa habitación, el robo a transporte de carga y los delitos en materia de armas de fuego y explosivos.

López Obrador consideró que este tipo de reformas ayudarán a combatir la impunidad en casos de corrupción y feminicidios, ya que anteriormente, en ocasiones, los delincuentes quedaban en libertad por la falta de claridad de las leyes y la opción de una fianza.

“El hecho de que, sin duda, la corrupción sea un delito grave igual que los feminicidios, ya no se va a prestar a malas interpretaciones. Esto ayudará mucho”, afirmó.