Sedena reservó información de Santa Lucía ante “bombardeo legal”

Cuando se resuelvan todos los litigios contra la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Santa Lucía se abrirá a la ciudadanía toda la información sobre el proyecto, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En su conferencia matutina, argumentó que, debido al “bombardeo legal” del que ha sido objeto el proyecto, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) reservó por cinco años la información sobre la construcción, diseño, operación y finanzas del nuevo aeropuerto, como lo informó el diario Reforma.

“Vamos a transparentar todo, a lo mejor por el procedimiento. Fue un bombardeo 140 amparos, 18 despachos, no sé cuántos partidos, medios de información nos quisieron mayoritear. Por eso se tomó esta decisión, pero terminando el proceso legal de los amparos, se abre toda la información, se pone a disposición de todos los ciudadanos. No tenemos nada que ocultar. No somos iguales a los conservadores”.

Y trató de explicar la reserva: “es probable que se ha hecho lo de la reserva en tanto se terminaba el juicio, pero la instrucción que se tienen es transparentar todo el proceso”.

Luego, soltó la sugerencia de que deberían pagar fianzas aquellos que han promovido amparos y, con ello, retrasado la obra, que estaba programada para iniciar en junio. “¿No tendrían que pagar una fianza por detener una obra, por los daños que se causan?, porque ya hay una demora, porque son daños a la nación”, cuestionó.

Agregó que los abogados que promueven los amparos no dicen la verdad. “Hemos cumplido con todos los requisitos, por eso se puso como un asunto de seguridad nacional. Hemos hecho todo lo que nos permite la ley, pero ellos tienen consigna política, deberían informarle a la gente de cuáles son sus razones”.

El mandatario federal reiteró que el proyecto de construir el NAIM en Texcoco, “era un monumento a la corrupción” y que, pese a ello, “no tuvieron amparos, no hubo campañas en medios, no hubo campañas de ambientalistas”.

Por el contrario, aseguró que tiene pruebas de que la obra se estaba construyendo en la zona más baja y de mayor hundimiento del Valle de México, de que el mantenimiento iba a costarle al país “muchísimo” y que incluso afectaba a un vaso regulador de la ciudad.

Además, dijo que puede probar que se estaba destruyendo una obra de estructuración para el agua de Texcoco, además de que si se construían tres pistas, en el 2024 se tendrían que cerrar los aeropuertos de la CDMX y de Santa Lucía.

“Puedo probar de que tenían el interés de convertir el actual aeropuerto en una especie de Santa Fe para hacer negocios inmobiliarios, que devastaron cerros en el Estado de México para rellenar Texcoco y que con la construcción de cinco pistas en la obra en Santa Lucía “vamos a ahorrar más de 100 mil millones de pesos y vamos a recupera el lago de Texcoco”.