Padre de Guardería ABC hace conmovedor #10yearchallenge

Usuarios de redes sociales, famosos y no famosos han participado en la publicación viral que estos últimos días ha triunfado en Facebook, Twitter e Instagram; se trata del #10yearchallenge que anima a los internautas a compartir imágenes comparando su foto en 2009 con otra de 2019.

A este reto se unió uno de los padres de la Guardería ABC, tragedia ocurrida el 5 de enero del año 2009, justo hace diez años en el estado de Sonora.

Con una conmovedora imagen que difundió en su cuenta de Facebook, el padre de Emilia Fraijo Navarro, quien tenía tres años cuando ocurrió el trágico incendio que causó la muerte de 49 niños, se unió al afamado reto y de paso recordó que este año se cumplen diez años de lo ocurrido.

En el incendio murieron 49 niños y 106 resultaron heridos, todos ellos de entre cinco meses y cinco años de edad, el cual ocurrió al propagarse un incendio de una bodega contigua propiedad del gobierno del Estado de Sonora, cuando era gobernador el priista Eduardo Bours Castelo y era presidente del país, Felipe Calderón Hinojosa.

La estancia infantil privada funcionaba bajo el modelo de subrogación por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) desde el 6 de agosto del 2001.

Por este caso no hay ninguna persona en prisión, a pesar de la negligencia que habría ocasionado el incendio y la seguridad de la Guardería ABC.

Esta es la conmovedora imagen que compartió Abraham Fraijo, padre de la “Catarina”, como él mismo le dice a su pequeña Emilia, para unirse al #10yearchallenge:

Facebook Abraham Fraijo

El ahora activista y defensor de los derechos humanos, difundió esta imagen en Facebook respondiendo al #10yearchallenge evidenciando lo que ha cambiado su vida.

En alguna columna, el activista Daniel Gershenson, quien ha acompañado la lucha de los padres en su exigencia de justicia, relató que Abraham Fraijo el 5 de junio de 2009 “esperaba llevar a Emilia a la playa después de recogerla en la Guardería ABC cuando entró a su celular una llamada que cambiaría su vida para siempre. Fue el primer papá en ir al hospital en donde se encontraban los cuerpos de las niñas y niños víctimas del incendio y la negligencia”.