Este simple hábito puede evitar un millón de muertes al año

El lavado de manos antes y después de comer, preparar alimentos, luego de ir al baño y tras cambiar pañales son acciones prioritarias para disminuir en más del 50% las muertes relacionadas a enfermedades diarreicas, informó el miércoles la Secretaría de Salud (SSa) a través de una infografía difundida en redes sociales.

El Centro para Control y Prevención de Enfermedades​ (CDC) del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de Estados Unidos informó en un estudioque lavarse las manos de forma rutinaria prevendría un millón de muertes al año, ya que estas extremidades son las principales conductoras de enfermedades.

Las prácticas apropiadas del lavado de manos reducen el riesgo de enfermedades transmitidas por alimentos y otras infecciones, incluso respiratorias en un 16%. El uso de gel desinfectante en escuelas evita el ausentismo de alumnos enfermos en un 19.8%”.