UNAM advierte sobre los peligros del ayuno intermitente

La búsqueda por perder peso ha llevado a las personas a someterse a toda clase de riesgos, como la más reciente tendencia: el ayuno intermitente.

De acuerdo con expertos en nutrición, este tipo de régimen no es recomendable por su baja eficacia y las graves consecuencias que provocan a la salud.

Raquel Valenzuela, experta en medicina del deporte por la UNAM, destacó que el ayuno intermitente forma parte de las dietas hiperprotéicas o baja en hidratos, que provocan un déficit de energía.

“Este tipo de dietas no promueven buenos hábitos de alimentación, el objetivo a largo plazo, porque no se llevan por periodos prolongados. Son dietas que pueden promover la pérdida de peso pero no se pierde grasa, sino líquidos, masa muscular o tejido magro”, reveló Valenzuela.

Aunque el ayuno intermitente es presentado como uno de los más recomendables, la realidad es que esconde efectos perjudiciales a la salud.

“El organismo humano echa a andar mecanismos pues se le está sometiendo a un estado de estrés. La reacción consiste en protegerse ya que a carecer del combustible necesario, el cuerpo empieza a quemar masa muscular y a producir sustancias con más efectos perjudiciales a la salud que benéficos”, expresó la experta.

Además de este efecto, el régimen del ayuno hace que el metabolismo disminuya su eficacia y su ritmo sea aún más lento.

“Con dietas tan bajas en energía no se logra bajar la grasa del tejido adiposo, objetivo ideal para la salud”, destacó.