México ya registra casos de dependencia a videojuegos

Siendo una de las actividades de entretenimiento más populares en los últimos años, los videojuegos han estado en la mira de distintas investigaciones, incluyendo algunas relacionadas con el sector salud. Precisamente, la reciente confirmación del trastorno por videojuegos en el catálogo de enfermedades de la Organización Mundial de la Salud ha puesto el tema en diversos centros de investigación y recientemente un académico de la Universidad Nacional Autónoma de México compartió información importante al respecto.

Este fin de semana, un reporte de La Jornada reveló información relacionada con la problemática que rodea recientemente a los videojuegos a partir de los patrones nocivos de consumo que están llamando la atención a nivel mundial. De acuerdo con un comunicado de Jaime Eduardo Calixto, académico de la Facultad de Psicología de la UNAM y jefe del área médica del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente, la escena de juego en México comienza a presentar casos similares a los que han tenido lugar en Corea del Sur o Japón, donde el número de horas dedicadas a los videojuegos son elemento a considerar para abordar problemáticas de salud. Al respecto, el investigador señaló que en nuestro país hay jugadores que dedican más de 7 horas al día jugando videojuegos, lo cual influye en que dejen de lado otras actividades.

Asimismo, el académico señaló que la problemática que se está suscitando en México está presentando en el grupo de edad de entre 8 y 15 años, etapa en la que el consumo excesivo de videojuegos interfiere con un proceso fisiológico y mental de la persona: “la edad es un punto importante, porque la región donde construimos el freno social, la corteza prefrontal, no está conectada durante la niñez y adolescencia; hay inmadurez cerebral. Jugar nos genera satisfactores y no tener un freno biológico y psicológico contribuye a no parar o posponer ese pasatiempo”.

Por otra parte, el especialista consideró que otro de los factores que intervienen para que se presente esta problemática tiene que ver con la relación entre padres e hijos, donde los primeros no establecen límites en las actividades realizadas por los niños o jóvenes. Finalmente, hizo un llamado a atender esta situación cuanto antes, resaltando la importancia del acercamiento de los padres para que sepan la manera en que sus hijos están consumiendo videojuegos y puedan detectar si existe algún problema en ese sentido.