Bogotá, Colombia.- Asustados y pensando que podría tratarse de un ladrón, la familia Flórez llamó a la policía para descubrir que dentro de su hogar había una mujer de ‘aspecto extraño‘. 

Lucía enferma“, según dijeron los propietarios de la vivienda a un medio televisivo local del sector Álamos de Dagua, del Valle del Cauca.

Los agentes trasladaron a la mujer, que llevaba consigo unas pastas, y la dejaron en una cafetería al determinar que no se trataba de un criminal o de que hubiera incurrido en algún delito.

Al poco tiempo, cuando la fueron a buscar para brindarle atención, los trabajadores del local alegaron a las autoridades que la mujer había desaparecido con todas sus cosas y que además se había llevado la escoba del establecimiento.

A la mujer no la volvieron a ver en el pueblo, pero la comunidadquedó asustada con su presencia, pues concluyen que se trata de una bruja.

Además, días después del hecho, la familia de Flórez dice que sintió otro ruido similar en su casa, y al ir a ver se trataba de “una bola negra horrible que estaba saltando y se perdió”, contó la propietaria del domicilio

Esta nota incluye información de: Infobae