Ciudad Obregón, Sonora.- Debido a las precipitaciones que se dieron en el 2018 y las bajas temperaturas que se presentaron las primeras semanas de enero, losproductores de miel tuvieron pérdidas cercanas al millón de pesos, ocasionado por pérdidas de colmenas y el desempleo de los trabajadores.

Del 2018 a la fecha más de 2 mil 500 colmenas han perdido los apicultores del sur de Sonora tras las contingencias climatológicas. El sur cuenta con alrededor de 50 apicultores y hasta al momento no han recibido el apoyo por parte de las autoridades correspondientes. Además las afectaciones podrían ser mayores, debido a que el 80 por ciento de lo que producen es destinado a Europa y actualmente no se cuenta con buena producción

Los daños 

Ramón Granados Valenzuela, representante de la Asociación de Apicultores del sur de Sonora, menciona que los municipios como San Ignacio Río Muerto y el Jori son los más afectados debido al mal clima. 

La naturaleza nos ha pegado dos golpes fuertes, primero las tormentas tropicales de hace tres meses dejaron colmenas en pérdida total y ahora las heladas, que no fueron al 100% pero si dañó más de 30 mil hectáreas, nos afectó también, porque al perderse el cultivo se mueren parte de las abejas”, comenta Ramón Granados. 

De igual manera añade que todos los productores que resultaron con pérdidas totales o parciales en sus cultivos de hortalizas como calabaza, sandía y otros más, fueron a la par con los apicultores, que se encargan de polinizar y fortalecer la fruta para lograr un mejormercado.

Este panorama es lamentable para los apicultores que le apuestan a la polinización de los cultivos, estos se van aquedar sin trabajar, además los que producen miel también se podrían ver afectados con las exportaciones de los barriles que se hacen para Alemania”, menciona el líder apicultor.

Ramón Granados, explica que se buscó obtener la ayuda por parte del titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), en su última visita a Ciudad Obregón, pero lamentablemente estos no fueron escuchados, ni fueron considerados para la declaratoria de emergencia como pasó para otros sectores.

Por su parte el doctor Víctor Villalobos, titular de la Sader, en reunión con productores de diferentes sectores, mencionó que los apoyos serán parejos, y que aunque hubo una disminución considerable en el presupuesto final para la Secretaría de Agricultura, se van hacer más cosas con menos. 
 

Estamos buscando que los pequeños productores ya sea del sector ganadero o agrícola de todo el país, crezcan lo más rápido posible, tenemos varios proyectos para lógralo”, comenta el titular de la Sader.

Aunque la apicultura es uno de los sectores que más provoca una derrama económica para el sur de Sonora, hace varios meses que no se tiene el apoyo por parte de autoridades, hay que recordar que las abejas son clave para el subsistir del planeta.