Investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) hallaron una nueva especie de araña violinista, la cual es la primera nativa del Valle de México.

Alejandro Valdez-Mondragón, académico del Instituto de Biología de la máxima casa de estudios, detalló que dicha región ya contaba con registros de este arácnido, pero a veces era confundida con la especie originaria de los estados de Morelos y Guerrero, destacó la institución en un comunicado.

Sin embargo, a raíz de estudios de la forma y genética, hallaron que se trata de la especie Loxosceles tenochtitlan, diferente a la de otras regiones, conocida con el nombre científico de Loxosceles misteca.

Como es morfológicamente parecida a la encontrada en el Valle de México, inicialmente se pensó que había sido introducida a esta región por el traslado de plantas de ornato, pero al hacer estudios de biología molecular de ambas especies, nos dimos cuenta que soncompletamente diferentes”, afirmó el especialista.

Limpieza, la forma para alejarlas del hogar

Esta araña es identificable a simple vista, ya que su color café oscuro no es llamativo, además la estructura de su dorso tiene una forma de violín, de ahí su nombre, agregó el también integrante del Laboratorio Regional de Biodiversidad y Cultivo de Tejidos Vegetales.

Valdez-Mondragón detalló que este tipo de arácnidos suelen vivir en espacios como almacenes y bodegas, rodeadas de basura, ya que los desperdicios pueden atraer insectos con los cuales se alimenta la araña, como cucarachas, moscas y cochinilla.

Aunque este tipo de animal es tímido y evita el contacto humano, puede morder como mecanismo de defensa al sentirse amenazado. Su mordedura puede dejar una llaga que se vuelve de color morado y rosado alrededor.

Sin embargo, su mordida no es dolorosa y a veces podría confundirse con una infección cutánea, picadura de otro insecto o con urticaria.

En caso de ser mordido por una araña violinista, el investigador recomendó, de ser posible, recoger el arácnido y acudir al médico, para recibir el tratamiento adecuado a base de antihistamínicos, desinfamatorios o un suero específico.