La defensora indígena Obtilia Eugenio Manuel obtuvo el Premio Nacional de Derechos Humanos que otorga la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

“Muchas gracias que me otorgaron el reconocimiento, es para todas las mujeres y todos los indígenas», afirmó Obtilia Eugenio Manuel previo a la entrega del Premio Nacional de los Derechos Humanos 2019. Como indígena carecemos de muchas cosas, pero también tenemos gran responsabilidad. Pido que la violencia contra las mujeres se acabe de una vez por todas. No queremos ni un violador más en nuestro camino”, destacó Obtilia Eugenio Manuel.

La activista denunció la violencia que sufrió en su pueblo y por su condición de indígena, recordó las vejaciones y violaciones que militares y gobiernos pasados ejercieron en contra de su comunidad. “Pero sigo viva por organizaciones sociales de mujeres”, señaló la galardonada.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

“Celebro y apoyo la lucha contra la corrupción pues en muchos ayuntamientos se sigue como algo normal, fui torturada por denunciar la corrupción”.

Eugenio Manuel es integrante de la Organización del Pueblo Indígena Mep’haa (OPIM) y desde los 11 años de edad comenzó a defender a su comunidad, el pueblo Ayutla de los Libres, del estado de Guerrero.

También se entregó la mención honorífica post morten a Margarito Díaz González, activista del Consejo de Seguridad de Wirikuta asesinado en 2018.

La premiación estuvo encabezada por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y la presidenta de la CNDH, Rosario Piedra Ibarra, entre otros integrantes del gabinete, y se llevó a cabo en el Palacio Nacional.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

“Siempre vamos a luchar por la justicia y vamos a cumplir todos nuestros compromisos, tenemos el compromiso de que no se violen los Derechos Humanos en nuestro país, antes el principal violador de los Derechos Humanos era el Estado, ahora no es así , porque no se permite la violencia, la tortura, el aniquilamiento, las masacres, las desapariciones, la impunidad , y si algún servidor público viola Derechos Humanos es castigado. No se tolera la violación de los Derechos Humanos”,

López Obrador reiteró que las fuerzas armadas que están haciendo tareas de seguridad pública respetan los Derechos Humanos, y “cuenta con su apoyo” para garantizar la paz en el país.

“Esto que es un verdadero cambio, se hace posible porque cuento con el apoyo de servidores públicos sensibles, que le tienen amor y respeto a nuestro pueblo, y destaco aquí, que cuento con el apoyo de las fuerzas armadas que están ayudando para garantizar la seguridad pública sin violar los Derechos Humanos, esto es muy importante porque necesitamos vivir en paz con tranquilidad, pero eso se puede lograr si hay justicia, si hay bienestar y con respeto a los Derechos Humanos. No apostar a la fuerza, no querer enfrentar la violencia con la violencia. la paz, como hemos dicho muchas veces, es fruto de la justicia y tenemos que respetar los derechos de todas las personas”, indicó López Obrador.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

El mandatario mexicano manisfestó su apoyo a la presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra y reiteró su crítica a pasadas presidencias de la CNDH, pues dijo que solo hicieron simulación.

“Rosario Piedra y su madre, Rosario Ibarra de Piedra son ejemplo de la defensa de los derechos humanos porque desde la desaparición de su hermano, su mamá se decidió a buscarlo y creó una organización desde hace muchos años cuando era muy riesgoso luchar por los derechos humanos”.

“Por eso le tenemos a Rosario toda la confianza para que se haga justicia, que no haya impunidad, que no haya influnyentismo. Vamos a hacer realidad la justicia sin simulaciones porque una de las tácticas de los últimos tiempos fue simular que se protegían los detechos humanos”, afirmó el presidente.

El titular del Ejecutivo aseguró que en el pasado se crearon organismos supuestamente independientes, “pero eran independientes del pueblo”, como lo fue la CNDH donde afirmó que solo llegaban al cargo personas que tenían altos perfiles académicos, pero no buscaban acabar con la impunidad porque “actuaban de alcahuetes, simulando”.

En su discurso por la entrega del reconocimiento, López Obrador aseguró que en su administración siempre se va a luchar por la justicia y se comprometió a cumplir todos los compromisos, entre ellos que no se violen los derechos humanos.