A partir del 1 de julio podrán abrir sus puertas bares y gimnasios, giros que estaban prohibidos en la Nueva convivencia informó el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo.

A cuatro semanas de la llamada “Nueva Convivencia” el mandatario estatal anunció su segunda fase, a partir del próximo 1 de julio en donde gimnasios o bares podrán abrir sus puertas en un 25 o 50 por ciento dependiendo del tamaño del lugar.

“Llevamos cuatro semanas de la apertura económica gradual en la que hemos tomado medidas de contención de la epidemia para estar listos y avanzar a partir de este miércoles el 1 de julio en el segundo paso de la Nueva Convivencia”.

En un mensaje emitido por los canales oficiales del gobierno estatal el mandatario michoacano apuntó que en esta etapa se reforzará la vigilancia en los municipios para que los protocolos sanitarios se cumplan y para ello serán los “Guardianes de la Salud” los encargados de la inspección de los establecimientos, bajo la supervisión de la Secretaría de Salud en Michoacán (SSM), la Policía Michoacán, la Guardia Nacional (GN) y los ayuntamientos.

Sin embargo, advirtió que de incrementarse los contagios o no respetarse los protocolos de sanidad de nueva cuenta se estarán cerrando giros comerciales en el entidad.

Aureoles Conejo Explicó que durante esta segunda etapa los gimnasios podrán aperturar de un 25 a 50 por ciento de su capacidad dependiendo el tamaño del establecimiento y apuntó tiene que ser bajo el esquema de citas.

En el caso de bares en un 25 a 50 por ciento de su capacidad operativa, pero esto dependerá del número de contagios en cada municipio.

Los hoteles y salas de cine podrán abrir sus puertas en un 50 por ciento y los eventos deportivos sólo podrán llevarse a cabo sin público.

Indicó que las iglesias o capillas podrán incrementar su aforo de un 25 a 50 por ciento dependiendo del tamaño de lugar.

Reiteró que los conciertos, eventos masivos, actos fúnebres, manifestaciones, marchas, manifestaciones, clases presenciales, fiestas patronales, bodas, bautizos y lo que implique una concentración masiva de personas esta prohibido en la entidad.

Finalmente, el mandatario estatal recordó que la segunda fase de la nueva convivencia no significa que los contagios o las muertes por Covid-19 dejaron de existir, sin embargo estas acciones son tomadas ante la incertidumbre económica por la pandemia y sus repercusiones a nivel estatal.