El secretario de Bienes Comunales de la localidad indígena de Ocumicho, ubicada en el municipio de Charapan, Prudencio Ortiz Quiroz, murió a manos de un grupo armado que lo baleó cuando se encontraba en la vía publica.

Además Santos Morales Quiroz, familiar y representante del mismo organismo de Bienes comunales, resultó gravemente herido, ya que ambos se encontraban platicando en el sitio donde ocurrió el percance.

Los representantes de los bienes comunales de las zonas indígenas de Michoacán, son las autoridades máximas de sus localidades, encargados de administrar los bienes y los recursos naturales y materiales con que cuentan estos lugares.

Son una especie de delegados y enlaces de las autoridades municipales, que legalmente tienen su fundamento y reconocimiento en el artículo 27, fracción VIII, de la Constitución Política, donde “se reconoce la personalidad jurídica de los núcleos de población ejidales y comunales y se protege su propiedad sobre la tierra, tanto para el asentamiento humano como para actividades productivas.

La Policía Michoacán informó que el crimen ocurrió en las inmediaciones de Ocumicho, donde los dos líderes indígenas purépechas, se encontraban platicando este domingo afuera de un inmueble ubicado en la calle Morelos.

De acuerdo a las primeras versiones las victimas fueron atacadas desde un vehículo en movimiento marca Honda, tipo Accord, color blanco, el cual fue localizado abandonado horas más tarde sobre la carretera que conecta a las comunidades de Ocumicho y Cocucho.

Ocumicho es una localidad enclavada en la zona de la meseta purhépecha, a unos 400 kilómetros de la ciudad capital, al noreste del estado.

Este lugar es una zona rural, tradicional, que ha cobrado fama más allá de los límites del estado por la elaboración artesanal de figuras de barro que nacen de la imaginación de los artesanos.

Por otro lado, se informó este domingo que el cuerpo de un hombre fue localizado en la cajuela de un vehículo compacto, en un camino de terracería cercana a la carretera interestatal que une a el municipio de Apatzingán con la localidad de Cuatro Caminos, en la zona de tierra caliente.

La victima fue encontrada en una brecha a un kilómetro de la carretera Apatzingán-Cuatro Caminos, a la altura de la desviación hacía el municipio de Parácuaro.

La víctima que no fue identificada, presentaba huellas de tortura y estaba dentro de un automóvil marca Volkswagen, tipo Jetta, color blanco, sin placas de circulación.

Por otra parte la autoridad judicial dio a conocer también que el cuerpo desmembrado de un hombre fue localizado flotando en aguas de la presa Francisco J. Múgica, cerca de la autopista Siglo XXI.

Pescadores que trabajaban en el lugar reportaron el hecho al 911, cerca de las 14 horas. La víctima también se encuentra sin identificar.