Un meteoro de más de un metro y medio de diámetro iluminó el cielo de Japón el pasado 2 de junio durante la madrugada. La explosión de dicho meteoro explotó en la atmósfera y los habitantes se conmocionaron.

Con base en testimonios de los habitantes de Tokio la explosión del meteorito se escuchó como un fuerte estruendo, por lo que algunos pensaron que un edificio se había derrumbado; no obstante, algunos sí se percataron del momento en que se iluminó el cielo.

Dicho suceso fue captado de la cámara instalada en la azotea de la casa de Daichi Fuji, un supervisor del Museo de Hiratsuka.

Explosión de meteoro

La Organización Internacional de Meteoros calculó la energía liberada en la explosión en el equivalente a 150 toneladas de TNT (dinamita) y el tamaño y masa del objeto es entre 1.5 de diámetro y 5.5 toneladas.

El objeto fue registrado por una estación de monitoreo de infrasonido del Sistema Internacional de Vigilancia a unos 1.150 kilómetros de distancia, así como por el observatorio Akeno del Instituto Tecnológico de la capital japonesa.