3 de agosto de 2020

Radio Zitácuaro

Al momento…

Mujer desencadenó 71 contagios de COVID-19 solo por usar el ascensor

Uno de los grandes peligros en plena pandemia de COVID-19 son las personas asintomáticas, quienes sin saberlo transmiten el virus por lo que podrían provocar graves brotes. Así se presentó un caso en China, donde una mujer contagió a 71 personas con coronavirus, únicamente por usar el ascensor de su edificio.

Este acontecimiento ocurrió el pasado 19 de marzo en la provincia de Heilongjiang, donde una chica regresó de un viaje por Estados Unidos, la mujer era asintomática y al someterse a una prueba resultó negativa; sin embargo, por precaución decidió aislarse y permanecer en cuarentena.

Según ha revelado un estudio realizado por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, pese a que la mujer no tuvo contacto con nadie más de su condominio, utilizó el ascensor para dirigirse a su departamento, el cual fue usado por un vecino después de ella.

Reuters

Ese mismo día el vecino invitó a su madre y su novio a dormir en su casa, tres días después fueron juntos a una fiesta, donde había más gente. Tras ello, el 2 de abril uno de los asistentes en la celebración sufrió un derrame cerebral y fue llevado al hospital, acompañado por sus dos hijos, quienes se turnaban para cuidarlo.

Anterior a esto, el novio de la madre comenzó a presentar síntomas relacionados al COVID-19, por lo que decidió hacerse una prueba, misma que resultó positiva, convirtiéndose en el primer caso confirmado en el grupo.

Pixabay

Por su parte, el paciente que sufrió el accidente cerebrovascular y sus hijos también resultaron infectados, provocando a su vez que otras 28 personas se contagiaran en el primer hospital, entre ellos, cinco enfermeras y un médico; sin embargo, transmitieron el virus a otras 20 personas en un segundo nosocomio.

En la conclusión del análisis se señala que la mujer que había viajado a Estados Unidos debió contaminar el ascensor, ocasionando una propagación masiva del virus, por lo que una sola persona asintomática puede provocar una “transmisión comunitaria generalizada”.