Los vestigios del antiguo Palacio de Axayácatl y de las casas nuevas de Hernán Cortés se convertirán en “un espacio museográfico” que podrá visitar el público, pero antes “deben darse muchas condiciones”, afirmó el arqueólogo Raúl Barrera, responsable del Proyecto de Arqueología Urbana (PAU) que ubicó las ruinas.

Foto: Cortesía INAH

La decisión de que estos vestigios puedan ser exhibidos es del INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia), de las autoridades correspondientes, desde luego que nosotros estamos en proceso de investigación y nosotros lo podemos saber a la culminación de los trabajos”, señaló a El Heraldo de México.

Foto: Cortesía INAH

En 2017, los arqueólogos mexicanos iniciaron el acompañamiento de las obras de rehabilitación del edificio del Nacional Monte de Piedad; en torno al patio principal del inmueble, donde se reforzarían una serie de columnas que se estaban hundiendo, los especialistas realizaron 12 sondeos –de hasta tres metros de profundidad– en los que encontraron evidencia prehispánicas y coloniales.

Foto: Cortesía INAH

Del lado noroeste se toparon con los restos de un patio antiguo y los desplantes de columnas que delimitaron un pórtico, inmediatamente supieron que se trataba de las casas que Cortés mandó construir una vez realizada la Conquista; los trabajos se extendieron a un cuarto adyacente del mismo edificio y ahí encontraron la extensión “totalmente conservada” de la construcción.

Foto: Cortesía INAH

Más abajo, después de un relleno constructivo de unos 50 centímetros encontraron los restos (constituidos de lajas de basalto) de un patio todavía más antiguo, que hoy pueden asegurar, correspondió al antiguo Palacio de Axayácatl, padre de Moctezuma II y quien alojó a los españoles en esa vivienda a su llegada a Tenochtitlan, en 1519.

Foto: Cortesía INAH

Los trabajos de exploración, señaló Barrera, ya han concluido, pero siguen supeditados a las necesidades de la rehabilitación del inmueble. El Monte de Piedad por su parte, reiteró el “compromiso de continuar colaborando con el INAH, en apego al marco jurídico aplicable” para “garantizar la preservación y disposición de los vestigios hallados para los mexicanos”


Elementos:

  • La casa de Cortés se realizó con los restos del palacio destruido de Axayácatl.
  • En el lugar se ubicaron dos lajas labradas que muestran símbolos aztecas.

En números:

  • 12 pozos de exploración permitieron descubrir los vestigios.
  • Tres metros, profundidad a la que se encontró el patio prehispánica. 
Foto: Cortesía INAH