Durante un operativo en bares y centros nocturnos de Morelia, la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), suspendió cinco establecimientos por no cumplir con las medidas establecidas por el Gobierno del Estado para la Nueva Convivencia.

A fin de proteger a asistentes y empleados, la autoridad sanitaria verificó que en la entrada a estos lugares se cuente con un filtro de supervisión, con tapete sanitizantes, termómetro para el control de la temperatura y gel antibacterial.

Morelia es el municipio que tiene la mayoría de los contagios nuevos reportados en el último reporte de ayer viernes, que ascienden a 31, dando un total de acumulados de 1, 260, de los cuales 85 murieron.

Otra de las medidas dispuestas para estos espacios, es que no rebasen el 50 por ciento de la capacidad del recinto, que los empleados usen correctamente cubrebocas, caretas y guantes, y que cuenten con información visible sobre las medidas de seguridad, como son carteles informativos.

Con estas acciones, la SSM busca romper la cadena de contagio por COVID-19, ya que la capital michoacana es uno de los municipios que concentra el mayor número de contagios, se encuentra en bandera amarilla con 273 casos activos y 85 defunciones.

La vigilancia e inspección sanitaria, se llevó a cabo a través de la Comisión Estatal para Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coepris), en coordinación con la Jurisdicción Sanitaria número 1, Guardia Nacional, Policía Michoacán y personal del Ayuntamiento capitalino.