Aunque los boletos de entrada costaban más del equivalente a cinco mil 200 pesos y a que no se implementaron las medidas de higiene dentro del inmueble, esto no impidió que el club nocturno “Switch” tuviera filas kilométricas durante su regreso a las actividades.

Las autoridades del Reino Unido permitieron que se reactivara la economía con las medidas necesarias para evitar los contagios de coronavirus; sin embargo, ni cubrebocas o gel para desinfectar las manos se exigieron a los asistentes.

Sin protocolos adecuados

La discoteca, ubicada en la comunidad de Preston, en Lancashire, se encuentra a poco más de nueve kilómetros de una zona que ha sido confinada y sometida a duras medidas de higiene para evitar los contagios del virus.

Las personas que asistieron al club fueron fotografiadas sin respetar los protocolos implementados por el gobierno del país europeo desde el pasado mes de marzo y, aunque ninguno de los presentes hizo caso a la necesidad de la distancia social, las autoridades no hicieron nada al respecto.

A través de redes sociales, decenas de usuarios se quejaron de la situación y dijeron estar indignados por la falta de respuesta por parte de la policía o del gobierno.

Dentro del establecimiento tampoco se siguieron con los protocolos para la mitigación de la Covid-19 y estuvo abierto hasta las 4:00 horas.El ayuntamiento de Preston indicó que había decidido cerrar el centro de entretenimiento, pero que a última hora cambió su resolución.

Este consejo acaba de regresar para informarnos que Switch es legalmente capaz de reutilizar y reabrir en consecuencia. Esto se basa estrictamente en que Switch procede con las precauciones de seguridad acordadas y no permite bailar en el lugar, el lugar ahora es libre de reabrir esta noche”.Ayuntamiento de Preston.

Las autoridades también pidieron a las personas que asistan a este punto no acudir sin llevar a cabo las precauciones necesarias en contra del coronavirus y destacó que el relajamiento de las exigencias en higiene por parte del gobierno les impidió seguir suspendiendo las actividades en este punto.