Zitácuaro, Michoacán.- La transparencia se fue, desapareció. La información de oficio que cada dependencia de gobierno está obligada, por ley, a publicar, a difundir, no existe ya más en la página web del Ayuntamiento de Zitácuaro. Un código 404 se llevó todo.

Al tratar de consultar información de oficio sobre el uso y destino de recursos públicos, así como otros planes y programas, nos encontramos con que el Ayuntamiento que se jacta de tener un premio en transparencia no publica datos de nada.

Hasta hace poco todavía, en la página web www.zitacuaro.gob.mx, en el apartado de “transparencia” se podía consultar algo de la información de oficio sobre el origen y destino de los recursos públicos.

La barra de menú del portal municipal todavía incluye la opción “transparencia”. Y, al darle clic al mismo, todavía se despliegan opciones entre las que aparece la de “información pública”.

Este submenú, a su vez, da cuatro opciones, entre las que se encuentran: Información pública 2018-2020 e Información pública 2015-2017. En ellas, se supone, deberían de estar todos los datos del manejo de recursos, planes y programas, por ley.

Y, de hecho, hasta hace poco sí aparecían algunos datos, aunque incompletos y desactualizados. Pero algo había. Ahora no hay nada. Bueno, nada de información pública, lo que implicaría una violación a la ley.

En la primera opción, la de Información pública 2018-2020, al entrar aparece un listado de opciones que corresponde al del menú de la página principal, pero en desorden y sin estilos. Más abajo, nos encontramos con el mensaje “404 Error”.

¿Qué significa esto? Es un código del lenguaje de internet que quiere decir que el hosting se comunicó con el servidor, pero no encontró el recurso pedido. Es decir, que desaparecieron los datos de esta página.

En la segunda opción de la información pública del trienio anterior, el 2015-2017, simplemente aparece un mensaje que dice: “Esta página no funciona. www.zitacuaro.gob.mx no puede procesar esta solicitud en este momento. HTTP ERROR 500”. Y aunque da la opción de cargar de nuevo, el resultado es el mismo.

La desactivación de estas dos páginas borra, de un plumazo, la información pública que el Ayuntamiento compartía con los ciudadanos, y que debe, por ley, mantener visible y actualizado. Pero, en este momento, la norma simplemente se hizo a un lado y se dio prioridad a la opacidad.