El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), calificó como “una muy buena noticia” la producción de la vacuna contra el coronavirus COVID-19 que producirá junto a Argentina, en colaboración con la farmacéutica AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

Es una muy buena noticia para el pueblo de México, se les va a dar a conocer que ya existe este proyecto ara tener la vacuna contra el COVID, lo que significa tranquilidad y salud”, dijo el mandatario mexicano en conferencia de prensa matutina.

López Obrador señaló que esta producción en conjunto ayudará mucho a terminar con la incertidumbre, la tristeza y el dolor que ha traído el coronavirus COVID-19 en México y el mundo.

Es realmente algo excepcional que nos va a ayudar mucho a que se mantenga la esperanza, a que se acabe la incertidumbre, que ya tengamos en el horizonte la posibilidad de una vida mejor, sana, en lo que corresponde a esta pandemia que tanta tristeza, dolor ha traído en México y en el mundo”, comentó el jefe del Ejecutivo Federal.

En la conferencia de prensa también participó el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, quién señaló que el propósito de la vacuna contra la COVID-19 es garantizar, sin fines de lucro, el acceso al fármaco para toda América Latina.

El propósito no es el lucro, es garantizar que América Latina tenga acceso”, señaló Marcelo Ebrard.

Por su parte, Silvia Varela, representante de AstraZeneca, explicó que la fase de trasferencia tecnológica se dará en el cuarto trimestre de 2020, para luego iniciar el proceso de producción mediante Grupo Insud en Argentina y Laboratorios Biomont en México, a partir del primer trimestre de 2020. La sustancia activa va a ser hecha en Argentina, exportada a México para envasado, terminado, distribución en México y exportación a otros países de la región.

El miércoles 12 de agosto la farmacéutica AstraZeneca, anunció un acuerdo mediante el que Argentina y México producirán la vacuna contra el coronavirus.

La fase 3 de los estudios clínicos de la vacuna se prevé que finalice a finales de noviembre y principios de diciembre, para que luego las autoridades sanitarias autoricen el inicio de la producción.