Facebook amenazó hoy con impedir que los australianos compartan noticias en su sitio web si se ve obligado a pagar por ellas.

La medida es en respuesta a una ley australiana que obligaría a Facebook y Google a negociar tarifas con las compañías de noticias cuyas historias aparecen en sus sitios web, con multas de millones de dólares si no cumplen.

Pero Facebook dijo hoy que ‘dejaría de permitir que los editores y las personas en Australia compartan noticias locales e internacionales en Facebook e Instagram’ si la propuesta se convierte en ley.

Un experto dijo que Facebook quería acabar con la iniciativa de Australia para evitar que se propague a otros países donde el impacto financiero sería más severo.

El gigante de las redes sociales dice que enfrentará costos ilimitados si la medida se convierte en ley en Australia y está librando una amarga batalla con los reguladores para detenerla.

El gobierno de Australia inmediatamente desestimó la amenaza hoy y prometió que “no respondería a la coerción”.

Google también ha hecho campaña contra la nueva ley con ventanas emergentes que dicen que “la forma en que los australianos usan Google está en riesgo”, pero no ha amenazado con un corte como Facebook.