“No se puede traficar con la salud del pueblo”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador al mostrarse en contra de la propuesta de Morena sobre aumentar impuestos a refrescos, cigarros y alcohol para evitar su consumo.

“Creo que no deben de aumentar los impuestos en términos reales, se va a aumentar lo que es inflación, pero no en términos reales”, aclaró el jefe del Ejecutivo.

Durante su conferencia matutina en Palacio Nacional, López Obrador señaló que no está de acuerdo con que el gobierno cobre impuestos a alimentos industrializados para obtener recursos para la creación de campañas contra la comida chatarra.

“En el caso de los refrescos y productos industrializados, refrescos, cigarros, alcohol, siempre se ha establecido como norma el aumentar los impuestos para que el gobierno tenga de esa forma dinero y pueda llevar a cabo campañas contra el alcoholismo, tabaquismo, contra los alimentos chatarra. No estoy de acuerdo con eso, porque no se puede traficar con la salud del pueblo, no es ´dame y así ya puedes vender tus productos´”, dijo.

Asimismo, reiteró que el gobierno federal tiene la obligación de crear campañas de orientación nutricional que informen a la población sobre las consecuencias de consumir alimentos chatarra y bebidas azucaradas.

“El gobierno tiene que hacer campañas de orientación nutricional como parte de su acción en lo fundamental, sobre todo en lo que tiene que ver con la salud, que se oriente a la gente de no consumir productos chatarra”, añadió.

Morena propone aumentar impuesto a 400%

El pasado martes, senadores de Morena propusieron un impuesto sobre la venta de alimentos ultraprocesados y bebidas azucaradas, mejor conocidos como “comida chatarra”.

De acuerdo con la iniciativa, publicada en la Gaceta del Senado, el impuesto aumentaría 400%, pues en los refrescos pasaría de 1.2 pesos a 5 pesos por litro, en tanto en las alimentos con una densidad calórica de 200 kilocalorías o mayor por cada 100 gramos, tendrían un aumento del 8% actual a 25%.