Tras la negación del Instituto Nacional Electoral (INE) a la filiación de México Libre como un partido, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que los católicos deberán pensar que se trata de justicia divina.

¿Por qué? Por si no lo sabías Felipe Calderón y Margarita Zavala son los dueños de México Libre; el expresidente es señalado por López Obrador como el que orquestó el fraude electoral en 2006.

“Los católicos y evangélicos que están a favor de la transformación dirán es justicia divina, los laicos no creyentes deben estar sosteniendo que es justicia terrenal“, se escucha en el VIDEO.

Además, dijo que los escépticos todavía no alcanzan a comprender lo que sucedió “deben estar penando que es una jugarreta para que luego en el tribunal se le de marcha atrás a la decisión del INE y que al final de cuentas se le dé el registro”.

“Ellos seguramente sostienen su postura en ese dicho de los abogados de que -el que puede lo más, puede lo meno- y es que si Felipe se robó la presidencia cómo no puede obtener el registro de un partido político”, expresó el Presidente.

Un triunfo para el pueblo de México

Por último dijo que para él se trata de un cambio profundo en las instituciones y un triunfo para el pueblo de México.

“Yo creo que ya cambiaron las cosas que ya son otros tiempos, por las nuevas circunstancias y a la fuerza de la opinión pública al cambio de mentalidad.

Aquí la grabación completa: