El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no tiene candidata, ni candidato preferido para la dirigencia nacional de Morena, partido político que lo llevó al poder.

En la conferencia matutina dijo que él no intervendrá en la vida interna de este instituto político.

“No debo meterme en los asuntos internos de Morena, y no tengo desde luego ni candidata, ni candidato preferido como era antes. ¿qué espero? que en todos los partidos haya democracia, que no haya imposiciones, y que sea el pueblo el que decida libremente”, indicó.

López Obrador afirmó que se terminó el tiempo en el que el jefe del ejecutivo federal era también quien dirigía la vida interna del partido que lo impulsó.

“Ya eso pasó a la historia, el presidente no se mete en asuntos partidistas, no es jefe de partido, y no es jefe de grupo, no es jefe de facción es jefe de Estado“, explicó.