El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció este martes el envío de un equipo de apoyo a la Península de Yucatán para prevenir los efectos del huracán Delta.

Durante su conferencia matutina desde Palacio Nacional, el presidente informó al pueblo de México y en especial a la gente de Quintana Roo, de Yucatán y de la península de Yucatán, que se está enviando un equipo encabezado por el secretario de Marina, José Rafael Ojeda Durán, quien estará acompañado por la directora de Protección Civil, Laura Velázquez.

“Se están movilizando elementos de las Fuerzas Armadas para la aplicación del Plan DN-III. Se ha dado la instrucción de que se movilicen hacia la península, hacia Yucatán y Quintana Roo, cinco mil elementos, con todos los equipos necesarios para proteger a la población”.

Dijo que su gobierno estará al pendiente y deseó que el huracán Delta pierda fuerza o cambie su rumbo.

Dijo a la población de esas zonas estar atentos y atender a las recomendaciones de las autoridades.

Agregó que los gobernadores de Yucatán y de Quintana Roo están atentos e informando constantemente y además hay coordinación con el gobierno federal.

López Obrador sugirió a las personas que viven en las partes bajas acudir a refugios.

“Vale más prevenir y hay tiempo todavía, de acuerdo a las proyecciones va a azotar, a pegar más fuerte hasta la noche, hasta la madrugada del miércoles, entonces tenemos todo el día para prevenir, hacer caso a las recomendaciones”.

“Delta” es huracán categoría 2

La tormenta Delta se fortaleció el martes en un huracán de categoría 2 y podría convertirse en un ciclón poderoso esta semana cuando alcance la turística Península de Yucatán y se dirija hacia la costa estadounidense del Golfo de México, de acuerdo a meteorólogos locales.

Por la mañana del martes, Delta se encontraba a 185 kilómetros al sur de las islas Gran Caimán y presentaba vientos máximos sostenidos de 175 kilómetros por hora (kph), indicó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH).

Delta es la vigésimo quinta tormenta de la actual temporada de huracanes del Atlántico y se apresta a romper un récord desde 1916 en la cantidad de ciclones que han golpeado Estados Unidos en un año, engrosando la cifra de desastres naturales que se han registrado en los últimos meses, como incendios forestales, inundaciones y tornados.

El CNH -que tiene su sede en Miami- prevé que la tormenta descargue abundantes lluvias en la Península de Yucatán y que luego enfile hacia el Golfo de México para tocar tierra en algún punto entre los estados de Luisiana y Florida en el sur de Estados Unidos.

Los expertos han advertido sobre condiciones ciclónicas de extremo peligro a partir de la mañana del miércoles en la zona noroeste de la península mexicana donde se sitúan los centros turísticos caribeños de Tulum y Cancún.

Ha habido tantas tormentas en el Atlántico norte este año que los meteorólogos se quedaron sin nombres pre-establecidos, por lo que en las últimas semanas recurrieron al alfabeto griego. Si Delta alcanza la costa estadounidense, podría ser la décima tormenta en azotar el país en 2020.

“Este será un huracán de impacto”, dijo Dan Kottlowski, jefe del equipo de estudio de ciclones del centro de meteorología AccuWeather. Las aguas cálidas y la ausencia de vientos pueden permitir que Delta se fortalezca hasta huracán de categoría 3 para el miércoles o jueves, declaró.

Los productores de crudo y gas en el Golfo de México, como BP PLC, BHP Group y Occidental Petroleum , han comenzado a retirar a su personal esencial de las plataformas mar adentro. Chevron anunció que cerrará sus instalaciones en la zona.